3 consejos sobre cómo tu presupuesto puede hacerte más rico

Son sabios consejos que ayudarán a cambiar la actitud hacia el dinero: cómo se lo gasta y cómo se lo ahorra.

 

Para nadie es un secreto que la persona promedio no es buena con el presupuesto familiar. Como señala “The Motley Fool” , una empresa de servicios financieros de Estados Unidos, casi el 70% de las personas no tienen ni siquiera US$ 1.000 en el banco.

Y casi la mitad de las personas afirman que para cubrir una emergencia de 400 dólares, tendrían que pedir prestado el dinero o vender algo rápidamente para tenerlo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


“The Motley Fool” continúa compartiendo un estudio del U.S. Bank que dice que sólo el 41 % de las personas presupuestan su dinero. Esta es una de las grandes razones por la cuales los problemas de dinero son tan grandes en los Estados Unidos (y en el mundo).

Todo el mundo está de acuerdo que tener un presupuesto es un primer paso importante para ganar terreno en las finanzas personales. Pero tener un presupuesto por sí solo no arreglará los problemas subyacentes que la mayoría de las personas tienen cuando se trata de dinero.

En primer lugar, hay una gran necesidad de inteligencia financiera. El problema con la mayoría de los presupuestos es que se adaptan a las viejas reglas del dinero, las cuales simplemente no funcionan más, como ahorrar dinero, salir de deudas, y vivir por debajo de sus posibilidades.

En última instancia, los presupuestos, como suele enseñarse, son un vehículo para recortar gastos, no para ganar dinero. Así que, en última instancia, el presupuesto es un plan. Y como tal, puede ser un buen plan o un mal plan.

Un plan malo es aquel que requiere que reduzcas tus gastos y ahorres dinero. No disfrutas de las cosas a las que estás acostumbrado disfrutar y ganas poco o ningún dinero con el dinero que ahorras. En última instancia, no llevará a donde necesitas estar financieramente.

Un buen plan, sin embargo, es uno que estimula acción para mejorar. Y un buen presupuesto es uno que te inspirará a ganar más dinero para que puedas hacer lo que amas y hacer crecer tu dinero exponencialmente.

Te puede interesar: Aprende a elaborar tu presupuesto como lo hacen los ricos

Con esto en mente, aquí te ofrecemos 3 consejos sobre cómo el presupuesto es una herramienta útil para hacer crecer el flujo de dinero de la manera correcta, a través de las inversiones.

1. Un presupuesto muestra la salida mensual

Un ejercicio común que se hace al trabajar con personas que quieren ser financieramente libres es hacer que anoten todos sus gastos mensuales en una columna en un pedazo de papel y luego anoten su salario en la otra. Entonces, se hace que cubran la columna de salario con sus manos.

“¿Y qué harían si no tuvieran salario?” El resultado a menudo es un momentáneo revoloteo de pánico. La realidad es que la mayoría de la gente tiene muchos gastos y dependen de un salario para pagarlos.

Pero, ¿No sería genial si se tuviera ingresos pasivos entrando cada mes que cubrieran los gastos de vida? ¿Qué harían entonces? ¿Se jubilarían? Las personas ricas y exitosas, para llegar a ese punto, tienen que saber cuánto están gastando cada mes. ¿Por qué? Para así saber cuánto flujo de dinero tendría que para ser financieramente libres.

2. Un presupuesto ayuda a entender qué tipo de flujo de dinero se necesita

Una vez que se comprenden los gastos mensuales, se puede entonces hacer un plan para adquirir los activos que se necesita para cubrir esos gastos. Y aquí es donde las cosas se ponen muy interesantes. En lugar de recortar los gastos, hay que crear uno nuevo, un gasto de inversión. Llamamos a esto la manera de pagarse a sí mismo primero, que es la regla de oro financiera.

3. Un presupuesto inspira a tomar acción y obtener flujo de dinero

Al hacer un gasto para invertir cada mes, se pone prioridad hacer crecer los activos. Se trabaja duro para hacer el dinero extra que se necesita. Se empieza a enseñar los fines de semana. Se obtienen creativos en cómo se puede pagarle a los acreedores. Se sueña y se lanza nuevos productos.

Todo esto es posible gracias a cambiar de mentalidad de presupuestar para ahorrar dinero a ganar dinero. Y es que el presupuesto ofrece la hoja de ruta para la libertad financiera, e inspira a hacerlo realidad.

Así que, si el emprendedor está listo para comenzar su viaje hacia un mejor futuro financiero, entonces sí, es momento de comenzar con el presupuesto. Pero no hay que hacerlo según la vieja escuela; hacerlo de la forma Padre Rico, Padre Pobre. Sólo entonces se podrá ser realmente exitoso.

Vía: blog.reibox.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments