3 formas de iniciar tu negocio sin endeudarte

Comenzar un negocio puede ser costoso, pero uno no tiene por qué endedudarse o buscar a inversionistas para que te rescaten. Sí, puede haber capital de riesgo disponible, pero muchos recomiendan que se necesita un programa previo, si es posible.

Entonces, si uno se encuentra en las etapas iniciales de comenzar un negocio, aquí hay algunas reglas a seguir.

Consejos para iniciar un negocio

1. Encontrar una idea de negocio y evaluarlo

Algunas formas de encontrar una idea de negocio que se puedes utilizar es cuando uno descubre en las necesidades insatisfechas en los consumidores, y luego pensar en un producto o servicio con el que podrías satisfacerlos.

En este caso pensar en un servicio o producto que otros no ofrezcan, pero que un podría agregarle algo que se diferencie de ellos o hacerlo mejor. Para ello se debe acudir a directorios de empresas o a sitios dedicados a emprendedores en Internet en donde puedas obtener ideas que te sirvan de inspiración.

Pero sea cual sea el caso, se recomienda que se elige un negocio relacionado con aquello que consideras que es tu pasión en la vida, ya que solamente así se tendrá suficiente motivación para sacarlo adelante y lograr éxito. Así que es recomendable que se realice una pequeña e informal investigación de mercado que permita saber si la idea podría tener éxito.

2. Elegir la ubicación del negocio y determinar el público

Luego de haberse elegido el nombre del negocio, otra importante decisión es su ubicación, por ejemplo, acudiendo a los anuncios clasificados en periódicos o en Internet, o recorrer las zonas en donde a uno le gustaría que estuviera ubicado el negocio si se encuentra locales u oficinas en venta o en alquiler. Y luego, para elegir la ubicación adecuada, debes tomar en cuenta diferentes factores tales como la afluencia de público en la zona, la visibilidad del local, las vías de acceso, la competencia, los costos, etc.

También otro paso importante es determinar el público objetivo, es decir, saber el tipo de público al cual irá dirigido el producto o servicio. Para hacerlo, se debe en primer lugar segmentar el mercado total que existe para el producto en diferentes mercados homogéneos compuestos por consumidores con características similares, teniendo en cuenta sus diversas variables tales como ubicación, rango de edad, nivel socioeconómico, etc.

Seguidamente, elegir uno de los mercados resultantes que sea más atractivo para incursionar teniendo en cuenta tu capacidad, conocimientos y experiencia, pero asegurándote también de que no sea tan pequeño al punto de no ser rentable, ni tan amplio al punto de no poder especializarte en él.

3. Buscar personal en función de las necesidades

Cuando uno estás empezando un negocio, se puede pensar que se necesita un equipo de marketing y relaciones públicas, un equipo de desarrollo, de recursos humanos, un personal administrativo,etc.
En este sentid, muchas startups jóvenes cometen este error escalando demasiado rápido para sus necesidades. Pero la verdad es que al principio sólo se necesita una o dos personas que pueden poner en práctica su idea.

Una gran forma de conseguir personal que no exigen altos salarios es buscar estudiantes universitarios o egresados, quienes están dispuestos a adquirir experiencia y ofrecer sus conocimientos, respectivamente.

Comenzar un negocio es emocionante y aterrador al mismo tiempo. En medio de toda la emoción, puede ser fácil ser distraído por lo que cree que necesita. La clave es centrarse en su idea y poner toda su energía y tiempo en perfeccionar esa idea – ya sea un producto o un servicio – que la gente quiera usar.

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion