5 consejos de mamás aplicados a las finanzas

Las mamás dan consejos invaluables para la vida que bien se puede traducir a las finanzas. Celebremos su día entonces haciendo casos de estos.

Se acerca el Día de la Madre, y a pesar de que lo más importante es mantener una buena relación con ella durante todo el año, dedicarle un día especial a ella seguro que es algo que agradece.

Así que para este 14 de mayo, podemos pensar cómo se aplicaría ciertas lecciones a las finanzas y esto fue lo que se nos ocurrió. ¡Espero les sirvan!

1. No hablar con extraños

Cuando somos niños, siempre ellas nos dicen que no se debe hablar con extraños. Para la vida financiera, este también es un gran consejo. Por ejemplo: los vendedores de tarjetas de crédito en plazas comerciales u otros lugares públicos donde es menos probable evaluar las opciones que se tiene, porque solo ellos destacan cualidades y se cuenta con poco tiempo para revisar las condiciones o incluso leer el contrato.

2. Apagar las luces

El típico “apaga las luces” tiene una traducción muy sencilla: no desperdiciar.  A la hora de elaborar el presupuesto, buscar en qué ‘habitaciones’ no hay nadie y ‘apagar el foco’. En otras palabras, no pagar por cosas que no se usa, domiciliar pagos para evitar retrasos y evitar pagar comisiones por servicios que en realidad son gratuitos.

3. Comer sanamente

Uno de los consejos más frecuentes en finanzas personales es evitar el gasto hormiga. Comer fuera de casa es probablemente una de las mayores fugas de dinero.

Te puede interesar: Consejos para ser un experto en finanzas personales

4. Buscar descuentos, ahorrar, no comprar tonterías

Si alguien sabe de administración de recursos son las mamás. La mayoría dedican tiempo a comparar productos en el supermercado, tanto por calidad como por precio. Esto se puede aplicar a cualquier área de la vida: conocer entonces los ingredientes de lo que se consume, y elegir el mejor luego hacer un balance de calidad y precio.

5. Abrigarse bien

La mayoría de las mamás dicen que se debe abrigarse bien o que llevar algo por si hace frío, es decir, prevención. En cuestión de finanzas, lo mejor es ir por la vida asegurado. Claro, siempre y cuando apliques el consejo 5 y evaluar cuál es la mejor cobertura para uno.

¿No crees que tu mamá puede ser tu mejor consejera financiera?

Vía: Forbes

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados