5 errores nocivos que cometes con tus tarjetas de crédito

Son muchos los errores que se cometen con las tarjetas de crédito que debes conocer.

tarjetas de crédito

Tener una tarjeta de crédito es prácticamente inevitable en el mundo actual, pues ayuda en una gran cantidad de cosas: desde hacer compras en el mercado hasta adquirir pasajes de avión, acumulando beneficios en el camino.

Pero a pesar de esto, a menudo muchos cometen errores por la manera en que se las usa. Aquí te ofrecemos algunos de estos errores perjudiciales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. Tener un balance

Gran cantidad de gente piensa, erróneamente, que deber una cantidad -o tener un balance- en la tarjeta de crédito ayuda a mejorar el puntaje crediticio. Pero están totalmente equivocados. Deber una cantidad mensual solamente significa que se está acumulando pago por intereses. Lo ideal es pagar completamente la cantidad cada mes. Lo que ayuda a mejorar el historial crediticio es la existencia de una tarjeta con el nombre del portador, no el dinero que se debe en ella.

Te puede interesar: Tips para que pagues tus deudas de tarjeta de crédito

2. Pagar un cargo anual

Muchas personas también asumen que pagar un cargo anual por tenencia de una tarjeta es algo beneficioso. Pero no siempre es así. En EEUU, las tarjetas de crédito de las aerolíneas, como la de American Airlines, cuesta 95 dólares anuales, que es beneficioso para aquellos que despachan maletas y viajan a menudo por lo que, en este caso, sí vale la pena esa tarjeta por el privilegio de no pagar por las maletas. Si ese no es el caso, es mejor tener otras tarjetas de crédito que no cobran un cargo anual.

3. Gastar excesivamente

Gastar hasta llegar casi al límite en una tarjeta de crédito es malo para el puntaje crediticio. Sin embargo, cuatro de cada cinco estadounidenses no son conscientes que los altos saldos pendientes son perjudiciales. Esto se debe al denominado coeficiente de utilización, que básicamente mide la cantidad que gasta en comparación con la cantidad de crédito que conceden. Los emisores de las tarjetas quieren ver que el titular es responsable y no se va a gastar cada dólar que conceden como crédito sólo porque se tiene acceso a él.

4. Cerrar tarjetas que ya no se usa

Es comprensible que se quiera cerrar las tarjetas que están en el baúl del olvido. Pero esto no es aconsejable, ya que perjudica el coeficiente de utilización. Básicamente, da a entender que no se merece o se necesita el límite de crédito que extienden los emisores. También reduce la edad de las cuentas, lo que representa el 15% del puntaje de crédito. De modo que se deben mantener las tarjetas escondidas y usarlas para algún pequeño gasto, para que no las cierren debido a inactividad.

5. Olvidar las recompensas

No tiene ningún sentido enrolarse en tarjetas de crédito con recompensas si nunca se las usa. Un estudio reciente halló que una de cada cinco personas no ha redimido sus premios desde el año pasado. Mientras que los puntos que has acumulado podrían parecer triviales, todo cuenta. Así hay que tomarse tiempo, cobrar las recompensas y si son en efectivo pueden ayudar a disminuir el balance en la tarjeta, ya que se aplican al estado de cuenta siguiente.

Vía: Finanzas Yahoo
Foto: tuexperto.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments