5 habilidades financieras que debes tener antes de renunciar

desempleado

Si bien consideras que éste es el momento oportuno para renunciar a tu empleo, te pido que analices la situación un momento y pienses si estás preparado para estar un tiempo sin empleo. Y no te hablo de la preparación mental y emocional con la que debes contar para afrontar ese período sin trabajo, sino más bien, de las habilidades y capacidades financieras necesarias para vivir como un desempleado (aunque sea por un corto periodo de tiempo).

¿En qué deberías prepararte antes de renunciar a tu empleo?

  1. En elaborar un plan financiero

Si nunca hiciste un presupuesto cuando contabas con un trabajo, es momento que lo hagas antes de renunciar a él. ¿Cuáles serán tus futuros ingresos? ¿Por cuánto tiempo te durará tu CTS y liquidación? ¿Cuáles serán tus egresos? ¿En cuánto tiempo piensas conseguir otro empleo o iniciar tu emprendimiento? Todos esos aspectos deben ser contabilizados antes de realizar ese cambio brusco en nuestra vida.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  1. En cómo invertir

Seguramente si estás pensando en renunciar a tu empleo es porque cuentas ya con una cantidad importante de dinero ahorrado. Sin embargo, tener dinero bajo el colchón no solo es dinero muerto, sino que también implica perder capital. Para saber invertir tu dinero, debes “invertir” (valga la redundancia) en tu educación financiera. Hay libros, conferencias, información en Internet y asesoría profesional sobre inversiones en la bolsa, en bienes raíces, en bonos y en pequeños negocios. Si quieres dinero, invierte dinero.

  1. En saber elegir bien tu futura fuente de ingresos

Entiendo que si vas a renunciar a tu empleo es porque no te gusta la labor que realizas en él o no estás contento con la remuneración. Si vas a buscar un nuevo empleo, delimita a la perfección el perfil de empleo que buscas. Y si lo tuyo es el emprendimiento, evalúa cuáles son las opciones más rentables de negocio para ti, teniendo siempre como norte lo que más te apasiona. Te recomiendo que tu principal fuente de ingresos esté en una labor por la que sientas pasión.

  1. En hacer que el dinero trabaje por ti

El popular mentor Robert Kiyosaki cuenta que no conoce ningún millonario que haya logrado tal posición siendo un buen empleado. En algún momento, el que aspira ser millonario debe, necesariamente, convertirse en un inversionista, es decir, alguien que no solo gane por su trabajo, sino también, por el dinero generado por su propio dinero. Y eso es algo que puedes comenzar a hacer desde que estás trabajando para alguien. No importa que sea poco al comienzo, lo importante es que vayas aprendiendo las técnicas necesarias para que tu dinero trabaje por ti.

  1. En vender

¿Qué no te gusta vender? ¿Y así quieres renunciar a tu empleo y crear tu propio negocio? Vas por mal camino. Saber vender es un requisito indispensable para todo aquel que desea crear su propia empresa. Al igual que en el punto anterior, comienza a vender desde que estás trabajando. Puedes vender algunos objetos personales por Internet, vender tus servicios, vender tus conocimientos (como asesorías o como docente), en fin, aprende a darle valor a lo que sabes hacer.

¿Ya has puesto en marchas estas habilidades financieras antes de renunciar a tu empleo?

Vía: blog.edmond.cl / negociosyemprendimiento.org

Foto: cnnexpansion.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario