5 trucos para dejar de desperdiciar tu dinero

Existen diferentes maneras de saber si cuidas el dinero o no, según cómo te comportas en tu diario vivir. Aquí te decimos cómo saber si eres un derrochador y qué puedes hacer al respecto.

Cada día se toman una infinidad de decisiones, y muchas de ellas en piloto automático repitiendo acciones cada semana y así es como se termina sumando rutinas que sin darse cuenta empobrecen.

La buena noticia es que si se logra ser conscientes de lo que se hace; por más repetitivas que sean las actividades, se puede cambiar, ahorrar más dinero o hacer cambios productivos para alcanzar el éxito económico.

Pero, ¿se dispone la voluntad necesaria para cambiar nuestros hábitos por otros que aseguren ahorrar nuestro dinero? Si la respuesta es afirmativa, te sugerimos comenzar eliminando las siguientes prácticas de gasto de dinero que empobrecen.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Decirle adiós a los gastos emocionales

Es común recurrir a las compras para lidiar con altibajos que nos deprimen, comprando cosas es una forma de consentirse materialmente. Sin embargo, hay que darse cuenta que este es más un impulso emocional que realmente una forma de mejorar el estado de ánimo a largo plazo.

Para evitar caer en esas compras compulsivas que muchas veces sólo dejarán deudas en la tarjeta de crédito, se debe establecer las decisiones de gasto en momentos de calma evitando comprar en situaciones de ansiedad, crisis o tristeza, ya que el estar alterados puede llevar a tomar las opciones equivocadas al tiempo que a desperdiciar el dinero innecesariamente.

2. Dejar de invitar a todos

Para algunas personas, ser capaz de pagar por la cena de sus amigos es un símbolo de orgullo y estatus. No obstante, hacer esas invitaciones algo constante puede terminar dejando sin fondos. Hay que evitar invitar a todos en cualquier momento, pues casa quién debe responder por lo que le corresponde y no se establecerán relaciones solo por interés material.

Te puede interesar: 42 formas exitosas de ahorrar dinero

3. Evitar comparar la situación monetaria con la de otros

En lugar de gastar dinero para estar a la altura de otra persona, se debe pensar muy bien cuáles son los objetivos financieros que se desea tener o con qué salario se desearía retirarse, y establecer metas para una vida a largo plazo y tomar decisiones de gasto basadas en ellas, no en lo que se desea aparentar.

4. No prestar dinero

Aunque es común intentar ayudar a los amigos o seres queridos ofreciéndoles soluciones monetarias, es mejor no prestar dinero. Existen múltiples formas de solucionar los problemas y es de mayor utilidad ayudar a nuestros compañeros a encontrar posibilidades de solución que no impliquen darles dinero.

En muchos casos, las personas se tardan demasiado en devolver lo prestado, lo que puede generar resentimientos o algún tipo de conflicto en la relación, especialmente en casos en los que los compañeros nunca deciden devolver el dinero.

5. Procurar no depender de las tarjetas de crédito

Si aún no se tiene claro el tipo de crédito que se posee es importante leer las letras pequeñas que vienen en los estados de cuenta, para analizar si es realmente viable pagar el mínimo mensual de saldo o cuál debe ser la forma indicada para llevar un mejor uso.

Hay que romper el hábito de usar la tarjeta de crédito en todo momento o de inmediato, lo mejor es establecer un presupuesto estricto de gastos y no mantener en deuda los fondos, puesto que esos intereses seguirán corriendo y terminarás pagando muchísimo más del valor real.

Vía: emprendiendohistorias.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P