6 pasos para preparar tu tarjeta de crédito para Navidad

La temporada de fiestas navideñas ya está en puerta, y si vas a usar tu tarjeta de crédito para regalar algo es buen momento para que empieces a revisar algunas cosas.

tarjeta-de-credito

Las tarjetas de crédito ofrecen muchas ventajas que si se usan de manera responsable, pueden ser excelentes aliadas. Es por ello que en estas fiestas navideñas se recomienda no perder de vista dos grandes principios: el dinero no es regalado, sino que hay que devolverlo y que, si tardamos en hacerlo, se va a tener que pagar más que el monto usado.

Veamos algunos consejos para que la tarjeta de crédito no le dé dolores de cabeza en esta Navidad.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Diagnosticar el estado

Hay que darle una revisada exhaustiva a los estados de cuenta y darse cuenta si se puede o no crecer la deuda y, si es así, cuánto se puede hacerlo. Si de plano ya se debe bastante, usar la gratificación, bono o cualquier dinero extra para empezar a rebajar ese problema.

2. Liquidar deudas pequeñas

Quizá se haya realizado gastos muy pequeños a meses sin intereses. Hay que eliminarlos adelantando pagos para que esa compra un poco más grande que se tiene en mente sea más fácil de manejar y, sobre todo, ¡para que pase tu tarjeta!.

3. Aprovechar los puntos

Seguro que la tarjeta tiene un programa de puntos que llevas acumulando desde hace un buen tiempo. Así que la temporada navideña es el momento de usarlos. Ya sea para compras o simplemente para reducir la deuda, se debe aprovecharlo en esta temporada.

Te puede interesar: 5 errores nocivos que cometes con tus tarjetas de crédito

4. Detener las compras hasta que llegue el momento

Es la hora de meter el freno a fondo a los gastos, al menos hasta que ya se tenga planificado qué lo que se va a comprar. Así que se deben olvidar de los ‘gastitos’ por unos días.

5. Limitar el crédito

Hay que analizar el límite de crédito actual y sobre eso establecer un presupuesto. Con esto en mente hacer la lista de regalos. Si se hace al revés, probablemente se acabe gastando más de lo que uno se imaginaba.

6. Ser realista

Si todos los indicadores apuntan a que no se debe usar la tarjeta ¡No hay que hacerlo! Y sobre todo no sacar otra más. Eso sólo multiplicará los problemas por dos y la dulce Navidad será un triste Año Nuevo.

Vái: mundoejecutivo.com.mx

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P