6 trucos para manejar tus finanzas empresariales

Como empresario y líder de equipo de trabajo, debes enfrentarse con muchos retos financieros y superarlo con disciplina y paciencia. La clave: seguir ciertas pautas para tener una acertada gestión financiera.

Las pequeñas empresas principalmente deben tener cuidado con sus decisiones financieras desde un principio. Se requiere algo más que una buena idea para dirigir un negocio.

Así que cada empresa necesita una estructura financiera que tenga beneficios para ser creíble. Los empresarios necesitan estar equipados con buenas habilidades de gestión de dinero para que su empresa se transforme en una historia exitosa.

Entonces, ¿qué pasos debes seguir para gestionar lo mejor posible financieramente?

1. Educarse

Una de las primeras cosas que debes hacer es educarte sobre diversos aspectos de las finanzas. Para comenzar, aprende a leer estados financieros. Así sabrás todo sobre tu dinero: dónde se originó, en qué se transformó y dónde está.

2. Separar las finanzas personales y las empresariales

Siempre mantén las finanzas personales y comerciales separadas. Esto implica tener una tarjeta de crédito para tu negocio y manejar con ella los gastos relacionados a él. Esto te ayudará a rastrear tus gastos y mantener el control.

También sería bueno abrir una cuenta de ahorros dedicada a tu negocio, en la que puedas transferir una cierta cantidad de dinero en cada pago que recibes y construir gradualmente ahorros considerables. Podrías utilizar ese dinero para pagar tus impuestos.

3. Reducir costos

Es importante que los empresarios mantengan sus gastos bajo control, sin obstaculizar la satisfacción del cliente. Esto es válido principalmente para las empresas pequeñas. Hay que recordar que cada  negocio tiene dos tipos de costos: fijos y variables. Mientras que los costos fijos tienen que ser manejados independientemente de si tu negocio está haciendo dinero o no, hay cierto margen para los ahorros de costos variables.

Por ejemplo, en vez de comprar software de marca, se puede utilizar software libre de código abierto, que es igual de bueno. Y también realizar llamadas gratuitas online y videoconferencias en vez de asistir a reuniones a larga distancia.

4. Invertir en un software de contabilidad basado en la nube

Aunque definitivamente se podría descargar un software de contabilidad regular para administrar las finanzas, nunca será tan conveniente como un software de Contabilidad en la nube.

El software en la web proporciona información en tiempo real, ya que la mayoría  permite almacenar, rastrear y acceder a los datos desde cualquier lugar y en cualquier momento. Ya sea que se encuentre en casa, en la oficina o de viaje, se puede trabajar cómodamente con los datos desde cualquier lugar que se quiera.

Te puede interesar: Cómo separar las finanzas personales de los negocios

5. Monitorear y medir el rendimiento

Es crucial que como dueño del negocio se mantenga un control sobre el movimiento del dinero, especialmente cuando se trata de grandes cantidades. Hay que seguir buscando el rendimiento financiero de la empresa en comparación con los estados financieros anteriores para proyectar los ingresos.

6. Contratar colaboradores profesionales

Todos necesitan ayuda, especialmente un empresario emprendedor, interesado en hacer crecer su empresa. A veces, vale la pena contratar los servicios de un experto, incluso si es a tiempo parcial. Pueden ayudar a determinar dónde está el negocio, hacia dónde se dirige y a analizar los datos. Por eso hay que asegurarse de contratar a alguien de confianza.

Vía: negociosyemprendimiento.org

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados