7 claves para reducir el riesgo financiero de tu negocio

Iniciar y mantener una empresa no es tarea fácil, por ello, es importante tener en cuenta todas las variables y tener visión financiera para ahorrarse grandes costos.

Conocer al detalle las operaciones financieras puede generar grandes ganancias y podría elevar la productividad de la empresa. Hay que recordar que el riesgo siempre implica un costo financiero para el inversionista.

Y esto porque se basa en un principio de incertidumbre sobre el destino final del capital. Por eso que para reducir el riesgo en las inversiones, además de diversificar, siempre es recomendable acudir con un experto.

Aquí te proporcionamos algunos tips que ayudaran mantener el emprendimiento en orden:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. No dejar cabos sueltos

Los empresarios deben tener sesiones con el objetivo de solamente evaluar el riesgo, antes de tomar una decisión final. Con el conocimiento que se está adquiriendo sobre el riesgo hacer una lista de verificación y, con el equipo de trabajo, evaluar el riesgo del nuevo proyecto o la nueva empresa.

2. El dinero de la empresa es sagrado

Un error usual de quienes están a cargo de empresas jóvenes es mezclar el dinero personal con el de los negocio. Es vital aprender a independizar la generación y el uso de los recursos del negocio y los propios.

3. Todo es importante

Al guardar tanto la información interna del negocio como aquella externa puede tener implicaciones o generar riesgos financieros futuros. Por ejemplo, variación de tasas de cambio y tasas de interés, implementación de nuevos impuestos o cambios en ellos, entre otros.

4. Revisar los resultados

Cualquiera que sea el resultado del plan, hay que usarlo para ajustar las decisiones futuras. Tal vez se necesiten más fondos o más tiempo para completar la meta ahora que uno es más consciente de lo que se puede esperar en la próxima inversión.

Te puede interesar: 7 consejos para reducir costos en tu negocio

5. Aprender de las caídas

No todos los riesgos son graves, pero es crucial aprender de los errores. Aunque siempre existe la posibilidad de fracasar, cuando los riesgos están bien pensados y son ejecutados correctamente, pueden ser muy beneficiosos para todos.

6. Tener cuentas claras

Es necesario y saludable que se haga un oportuno y adecuado registro contable de las operaciones y/o transacciones del negocio, de manera que se cuente con la evidencia necesaria para poder tomar decisiones informadas y cumplir con obligaciones laborales de la Sunat y otras instituciones supervisoras.

7. Tomar las cosas con calma

Las oportunidades de negocios hacen que el empresario se emocione demasiado y no escuche razones. El empresario es amante de la acción, es optimista, seguro de sí mismo. Pero también puede ser demasiado impulsivo e imprudente. Por lo tanto se recomienda tomar las cosas con calma

Con todos estos tips ahora se podrá minimizar el riesgo financiero de la empresa. ¿No crees que el mejor enfoque que se puede tomar para el negocio es controlar sus riesgos con una decisión informada?

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL