7 errores financieros que te afectarán cuando cumplas 30

Si tienes o estás cerca de los 30 años, probablemente pasaste tus 20 terminando la universidad, buscando trabajo, arriesgándote, haciendo conexiones y divirtiéndote.

Con la edad vienen grandes responsabilidades y una de ellas es hacerte cargo de su propio dinero por lo que las finanzas juegan un papel muy importante en nuestras vidas.

Y esto porque el dinero es siempre uno de los principales factores de estrés y generador de discusiones en las parejas. Por eso que ahora en que estás en los 30, es tiempo de establecer tu carrera y comenzar a subir la escalera corporativa, pensar en construir tu vida junto a una pareja, tener hijos y planear tu futuro a largo plazo.

Así que este artículo te servirá como mapa para ayudarte a evitar gastos innecesarios de dinero evitando aquellos errores financieras y estar mejor preparado para la libertad financiera en tus 40 y más allá.

1. Tener deudas en la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito pueden parecer una solución cuando se necesita un poco de ayuda para llegar a tu próximo pago o para establecer un historial crediticio y ganar puntos, recompensas o para realizar compras en línea. Pero si no se pagan las tarjetas, o peor, si solamente se realiza el pago mínimo, se terminará sufriendo las consecuencias.

2. Tener una sola fuente de ingresos

La mayoría de personas dedican todo su tiempo y esfuerzo a establecerse en su primer lugar de trabajo evitando todo lo demás. Pero cuando se trata de ganar dinero, es bueno tener algo extra. De hecho, tener otra entrada de dinero dará un respaldo en caso de que algo suceda con el empleo.

3. No tener un plan financiero al mudarse con la pareja

No es ninguna sorpresa que ahora la gente espere para casarse y las personas prefieran vivir juntas antes del matrimonio. Todo suena maravilloso hasta que se tiene que decidir cómo dividir las cuentas. Lo mejor es tener una conversación honesta y abierta sobre las finanzas: el presupuesto, la deuda y los hábitos de los gastos. Puede ser incómodo tener esta conversación, pero es importante entender dónde está cada uno financieramente y cómo es que sus hábitos monetarios pueden diferir.

4. Planear la vejez

Puede ser difícil enfocarse en la jubilación cuando aun está tan lejos, pero a los 20 y 30 son la mejor época para comenzar a reflexionar sobre cómo tener una jubilación digna. Piensa: si durante los 25 y 35 años de edad  se invierte US$1,000 al año, con una tasa de interés del 7 por ciento, esta inversión de US$10.000 te hará ganar casi US$113,000 para el momento en que se tenga 65 años.

Te puede interesar: 6 errores financieros que los millonarios no cometen

5. ¿Pagas renta?

Puedes imaginar lo increíble que será la vida cuando se tenga ese apartamento soñado. O lo ostentoso que se sentiría vivir en un barrio de moda. Una de cada tres personas comete este error y gasta más del 30% de sus ingresos en una renta. Hay que pensarlo de la siguiente manera: si se tiene US$1,000 de ingresos pero se invierte la mitad en una casa, solo se tiene alrededor de US$33 al día para pagar el resto de los gastos, sin contar los ahorros para las próximas compras o inversiones. No hay que caer en esta trampa, pues hará gastar el dinero que se podría estar invirtiendo en otro lado y dejará un forado en la billetera.

6. Comprar un seguro de vida

No hay que confiarse;  con el tiempo de una manera u otra todos vamos a morir. Aquí está el recordatorio que dice que no hay tiempo para hacer planes como el presente. Esto incluye tener la voluntad de comprar un seguro de vida. Una regla importante: mientras más joven seas, más barato será comprar una póliza de seguro de vida.

7. Ahorrar, ahorrar, ahorrar

Tampoco se debe olvidar de guardar dinero para futuros gastos. Seguro algún día podría gustar tener una casa, comprar un auto nuevo, hacer un viaje alrededor del mundo o asegurar la educación de los hijos. Estos objetivos traen consigo una fuerte inversión de dinero, lo que podría traerte muchas deudas. Así que prevenir es el mejor camino además ayudará a reducir el estrés causado por las finanzas.

Vía:Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL