8 pasos para invertir exitosamente con poco capital

hacer-crecer-el-dinero

No todos tenemos el suficiente dinero como para hacer inversiones de alto riesgo. Por ello, es importante que conozcamos cómo administrar el dinero a invertir de manera correcta. Y este consejo va para la mayoría de los inversores. Como ya es bien conocido, no hay que destinar dinero para invertir que comprometa nuestro diario subsistir o nuestras metas a corto plazo. ¿Cómo hacer la distribución correctamente? Aquí te lo mostramos con la ayuda de estos 8 pasos:

PASO #1

Determina a cuánto se elevan tus ingresos y tus necesidades próximas. De hecho, te va a quedar un excedente (si es que has venido manejando adecuadamente tus finanzas personales). Ese excedente es conocido en el mundo de la finanzas como la masa inversora.

PASO #2

De esa masa inversora, deduce cuánto es la cantidad de dinero que estás dispuesto a arriesgar. Arriesgar no significa perder, ojo. Arriesgar implica que ese capital no debe ser tocado, digamos, en un plazo aproximado de 5 años (salvo una emergencia).

PASO #3

De ese capital de riesgo disponible, establece porcentualmente cuánto le vas a dedicar a la renta variable (o mixta, para el caso, el manejo será similar).

PASO #4

¿Qué harás con el otro porcentaje del capital de riesgo disponible? Ese dinero lo invertirás en renta fija. Será un capital que no tocarás, pero con el que obtendrás una rentabilidad segura (eso sí, busca intereses mayores a la tasa de inflación anual).

PASO #5

Esa proporción entre renta variable y fija debe estar inserta en tu memoria. Nunca lo olvides. Siempre manéjate bajo el rango que te permite tu primera aproximación financiera.

PASO #6

Puede ocurrir que te ingrese un capital extraordinario de improviso. Quién sabe, una herencia, un automóvil ganado en un sorteo, o el premio mayor de una lotería. Cuando eso ocurra, puedes replantear la proporción de tu cartera de inversiones.

PASO #7

Llegó el momento de elegir. Hay que escoger, en primer lugar, los activos en que invertirás tu capital destinado a renta fija. Hay diferentes opciones: invertir en depósitos a plazo fijo, bonos del Estado, bonos empresariales, los certificados de depósitos, los préstamos que hagamos a particulares, etc.

PASO #8

No se olvide de la renta variable. La oferta es inclusive mayor. Fondos mutuos, acciones y otros fondos de inversión son ejemplos de este tipo de renta.

Vía: elinversorprudente.blogspot.com.es

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion