Consejos para aprender a utilizar tu tarjeta de crédito

tarjetas-de-credito

La tarjeta de crédito pueden ser de gran ayuda para las personas, siempre y cuando los pagos que se realicen se encuentren dentro de su presupuesto.

Sin embargo, el uso del dinero plástico también puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo para aquellos que consideran que su tarjeta de crédito es un dinero “extra” que les permite gastar por encima de sus posibilidades y no reconocen que se trata de otra forma de crédito de consumo.

Recuerda que todo lo que compres con tus tarjetas de crédito, luego tendrás que pagarlo, así que no te excedas en tus gastos, ya que se trata de dinero no es simplemente una tarjeta, sino una cantidad de efectivo que deberás pagar y con intereses.

Lee también: 4 riesgos de tener una tarjeta de crédito

Así que tener una tarjeta de crédito es como obtener un préstamo bancario; así que ten mucho cuidado sobre como la utilizas. Lo cierto es que antes de adquirir su tarjeta, compare las distintas opciones que hay en el mercado y elija la tarjeta que más se adapte a su capacidad de pago y necesidades.

No todas manejan las mismas tasas ni ofrecen lo mismo. Pregunta cuánto es la cuota de manejo, con qué periodicidad se paga, qué tasa de interés le cobran, cuándo es su fecha de corte y cuáles beneficios adicionales le ofrece cada entidad.

Muchas personas hacen uso de las tarjetas en el supermercado, comprar artículos por internet o en cualquier otro lugar que les permitan pagar con ella, pero lo importante es aprender a usarla.

A continuación te diremos como ser responsable en el uso de tu tarjeta de crédito.

1. Tener como máximo dos tarjetas

Aunque muchas personas dicen que mientras más tarjetas se tiene, más cubiertos están, esto no es exacto. Mientras más tarjetas tenemos, debemos pagar más intereses y la deuda crece.

2. Gastar solo lo que se pueda pagar a fin de mes

Debemos pensar cuánto es nuestro sueldo y cuánto excedente se puede utilizar para pagar las compras usando la tarjeta de crédito. Para eso es importante el uso de un presupuesto.

3. Evitar retirar efectivo con la tarjeta

Las tasas que cobra el banco por este concepto son las más altas del mercado y llegan hasta 150% anual. Si se tiene que retirar efectivo, que sea solo en un caso de extrema emergencia.

4. No cancelar solo el pago mínimo de la tarjeta

Lo recomendable es abonar un monto mayor al pago mínimo indicado en el estado de cuenta de la tarjeta, ya sea el pago total o el pago parcial. De esta manera se reducirá el plazo de la deuda y terminará pagando menos intereses.

5. No olvide leer la letra pequeña del contrato antes de firmar

Si aún no tiene tarjeta, pero va a solicitar una, esto le ahorrará muchos dolores de cabeza.

Vía rpp.pe

Artículos Relacionados