Cinco consejos para evitar los malos hábitos financieros

habitos-financieros

Actualmente muchas personas nos encontramos dentro del sistema financiero, sin embargo nuestro hábito de consumo puede llegar a perjudicarnos si no hacemos un adecuado balance entre las ganancias y pérdidas. Patricia Foster, especialista del ABC de la banca del Banco de Crédito del Perú, nos da cinco consejos para poder eliminar los malos hábitos financieros y tener una economía más próspera.

  1. No compres lo que no necesites. Es muy común encontrar diversas ofertas de productos muy atractivos en el mercado que llegan a terminar en nuestras manos sin realmente necesitarlo, llevándose así parte de nuestro presupuesto. Por tal momento, ante estas situaciones es recomendable preguntarse si realmente es necesaria su compra y de no serlo, evitar su adquisición.
  2. Pase lo que pase, ahorra. Es muy común prometernos que el próximo mes si guardaremos plata, sin embargo esto nunca llega a suceder. Lo aconsejable es que se guarde la décima parte de nuestro sueldo, esta cifra puede variar dependiendo de nuestro ciclo de vida. Por ejemplo, si eres soltero y sin carga familiar, este porcentaje debería ser mayor a diferencia de encontrarte casado. En todos los casos, el ahorro servirá como un “fondo de emergencia” al cual podrás recurrir en caso no tengas empleo, adquieras una enfermedad o ante cualquier otra eventualidad.
  3. Arma tu presupuesto. Para no gastar más de lo que tenemos, debemos hacer una lista de los ingresos que recibimos y los gastos que generamos. Por tal motivo, es muy recomendable hacer un presupuesto anual en el que se contemplen los gastos fijos (servicios, educación, etc.) y los variables (salidas, paseos, etc.), de esta manera reconoceremos los gastos que afectan nuestros bolsillos.
  4. No olvides tus deudas. Algunas personas ante sus deudas toman la decisión de no pagarlas y se desentienden de ella, otras arriesgan a usar el sistema del “carruseleo”, es decir, piden un préstamo a una entidad financiera para pagar a otra, y así sucesivamente. Por eso, si te encuentras ante deudas que no puedas afrontar, lo mejor es acercarte al banco acreedor y sincerar tu situación. Al conocer tu estado, el banco te ofrecerá alternativas manejables para financiar tu deuda, como la compra de deuda o la refinanciación.
  5. Controla el uso de la tarjeta. Las tarjetas de crédito no son el sueldo extra, si bien la usamos para comprar productos o servicios cuando el dinero en efectivo no se encuentra a nuestra disposición, también produce intereses que incrementan el valor final de lo que está tomando con ella. Para reducir los intereses, es mejor olvidar el sueldo mínimo y asumir el valor total de la deuda.

Vía: El Comercio

Deja un comentario