Cómo blindar a tu empresa del fraude

Cómo blindar a tu empresa del fraudeHoy en día, todo tipo de empresas está expuesta a fraudes. Para combatir las malas prácticas no sólo es importante la prevención, también se necesita un exhaustivo control interno.

 

Con ese orden no solamente evitará los actos ilícitos que podrían ocasionarle una gran perdida monetaria. También le servirá para aprovechar las grandes áreas de oportunidad y lograr mejores resultados financieros. El gerente de segmento del BCP, Ricardo Terukina, dio una serie de recomendaciones

Mantén ordenada su información contable. Nada ayuda más al fraude que la información financiera y contable desordenada. El empresario debe estar familiarizado con el sistema de registro de información financiera y contable. Así podrá revisar los libros con facilidad y asegurarse de que nada falte.

No dejes las decisiones y transacciones financieras en manos de un solo empleado. Divide las responsabilidades. Así será más difícil para alguien robar y manipular los registros para ocultarlo.

Mantén vigilados los cheques de la empresa. Revisa frecuentemente si hay números de cheques faltantes. También pide que todos los cheques por encima de un cantidad de dinero lleven dos firmas (que una de ellas sea la tuya). Por ningún motivo firmes un cheque en blanco.

Haz seguimiento a tus cuentas por cobrar. No confíes en un solo empleado la tarea de contabilizar y verificar los recibos y facturas. Una alerta importante son los reclamos de clientes que indican que no se les ha reconocido algún pago que ya hayan realizado. Fotocopia por ambos lados los cheques de clientes y asegúrese de que se hayan depositado en su cuenta.

Firma personalmente los cheques correspondientes a planilla. Revisa los cheques para verificar que se asignaron correctamente a tu personal. Lleva una cuenta semanal de la cantidad de personas incluidas en tu planilla de pagos y verifica ese número con la cantidad de cheques que tienes.

Haz auditar tus libros por lo menos una vez al año por un contador externo. Lo ideal es que se realice de forma sorpresiva.

Mantente alerta a las siguientes señales. Podrían indicar que tu empresa está siendo víctima de fraude:

– Cheques a proveedores o gente que desconoces.

– Firmas que parecen falsificadas.

– Cheques faltantes o números de cheques no correlativos.

– Cheques en los que no coincide el beneficiario con el nombre que tienes en tus registros.

Fuente: Mass.pe

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion