Cómo captar la atención de un Business Angel

Obtener la confianza y la inyección económica de un Business Angel puede suponer toda una tabla de salvación. Ahora bien, ¿Cómo podemos convencer a un Ángel Inversor de que merece la pena invertir en nuestra idea de negocio?.

¿Cómo podemos aumentar nuestras posibilidades de ser “elegidos”? Aunque no hay ninguna fórmula mágica, si que es verdad que podemos aumentar en gran medida nuestras posibilidades si realizamos un gran trabajo de preparación previo. La misma publicación nos ofrece los siguientes consejos:

Conviértete en una empresa: Muchos esperan obtener financiación externa cuando no pasan de ser un proyecto, o una idea de negocio que está dando sus primeros pasos. Sin embargo si queremos obtener una inyección de capital, lo mínimo es ofrecer una imagen de seriedad a nuestro futuro inversor y esto pasa por ser como mínimo, una sociedad S.L.

Un equipo con experiencia: Existe un dicho que afirma que los inversores “invierten en personas, no en ideas”. Es por este motivo por el que contar con un equipo de trabajo experimentado y con cierta reputación es tan importante. Más allá de la gran idea que tengamos, el Business Angel necesita comprobar que contamos con un equipo solvente, con talento, capaz de llevarla a cabo.

Presencia on-line: Una vez más, si queremos ser considerados como una empresa seria, necesitamos tener una presencia on-line clara, bien definida y de calidad. Además, incluso en las primeras etapas de nuestro proyecto empresarial, haremos bien en ir fomentando nuestra presencia en redes sociales, reservando los dominios que pueden ser asociados a nuestra marca y en definitiva, construyendo una identidad reconocible por cualquiera que quiera “investigar” sobre nosotros en la Red.

Propiedad intelectual: ¿Disponemos de una ventaja competitiva real frente a nuestros competidores? ¿Tenemos una barrera de entrada que impide que nuestra competencia entre con facilidad en nuestro nicho? Estas son dos de las primeras preguntas que cualquier inversor se va a plantear a la hora de valorar nuestro proyecto.

Presentación y resumen de nuestro proyecto: Cuando vayamos a presentar nuestro proyecto, debemos olvidarnos de extensos planes de negocio y marketing o de presentaciones PowerPoint eternas. No estamos presentando nuestro proyecto a un cliente, se lo estamos presentando a un inversor que probablemente ya haya valorado cientos de proyectos antes del nuestro.

Prepara un plan de negocio: Lo anterior no implica que no necesitemos disponer de un buen plan de negocio. Todo emprendedor debería contar con uno, necesite o no, el apoyo de un inversor externo. No todos van a entender nuestra visión, ni van a detectar el por qué de la pasión que expresamos cuando hablamos de nuestra idea empresarial.

Tu plan financiero: Más allá del plan de negocio, vamos a necesitar de un plan financiero en el que se detallen cuestiones  como proyecciones de beneficios y de costes, así como cash flow esperado para los próximos cinco años. Añadir variables para los distintos escenarios económicos con los que nos podemos encontrar, también ayuda a mejorar nuestra credibilidad.

Networking: Resulta una gran idea conocer y establecer relación con posibles inversores incluso antes de necesitar de su ayuda. Los contactos siguen siendo fundamentales para prosperar, y cuantos más conozcamos, mejor.

Fuente: Muy Pymes

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion