¿Cómo debe ir tu experiencia laborar en tu curriculum vitae?

curriculums

No hay mejor forma de crear una buena primera impresión cuando se busca empleo que presentando un buen curriculum vitae a la empresa a la que se postula.

Debes saber que los reclutadores en su proceso de selección deben leer cientos de CV, por lo que se recomienda hacer una descripción que destaque el conjunto de aptitudes y conocimientos que se ha adquirido en una actividad laboral a lo largo del tiempo.

Este ítem debe redactarse en orden cronológico contrario, es decir, en primer lugar debe colocarse la experiencia más reciente y al último, el primer trabajo. Esto con el fin de hacerlo de manera correcta y mucho más fácil.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lee también: 4 tipos de currículum vitae condenados al fracaso

Hay que agregar también que la experiencia laboral se compone de 6 variables, pero existen 2 esenciales: el tiempo que una persona ha dedicado a alguna actividad y las responsabilidades y logros que ha adquirido.

Por ello es clave que la experiencia tenga la estructura siguiente:

  • El cargo: es lo primero que debe colocarse.
  • Área de desempeño o departamento en que se trabaja: Esta información entrega datos sobre el perfil del candidato.
  • Tipo de trabajo: se refiere al tipo de contrato, jornada completa, reemplazo, tiempo parcial, becario, etc.
  • Duración: se debe señalar el tiempo de inicio y termino.
  • Nombre de la empresa y actividad: es importante consignar el nombre de la empresa, al igual que el rubro.
  • Responsabilidades y logros: las responsabilidades son las obligaciones o tareas que se tenía a cargo.

Lo que debes saber

Mientras que los logros son aquellas actividades que le han otorgado valor a la empresa, por ejemplo: ahorros en gastos, cierre de negocios, implementación de planes o actividades, adquisición de nuevos clientes o incremento en ventas, entre otros.

Se recomienda usar  palabras claves para ahorrar espacio. Y esto porque el CV no debe exceder las dos hojas. No es necesario tampoco que se explique las responsabilidades o logros, el mayor detalle se podr  compartirlo en la segunda fase, que es la entrevista.

Igualmente, se debe incluir porcentajes y cifras a la experiencia. Si los logros anotados llevan números, esto evidenciará de forma objetiva que el postulante es una persona productiva y eficiente. Y no olvidar de describir el trabajo en datos, promedios semanales, mensuales o anuales. Toda actividad laboral tiene un número.

Vía: Ministerio de Trabajo

Artículos Relacionados

comments