Cómo debes afrontar un préstamo peligroso

préstamo

Cuando un préstamo se vuelve peligroso hay que saber afrontarlo, pero antes que se torne un dolor de cabeza, mejor revisemos que  riesgos y consecuencias pueden suceder si pedimos de más.

Llega un momento en el que nuestro sueldo, los trabajos ocasionales del fin de semana y los pequeños ingresos que recibimos no llegan a cubrir los gastos del fin de mes y la canasta familiar no está completa. Ahí es cuando nos preguntamos:

“Qué pasaría si pido prestado?”. Ya sea por temas de salud, deudas por los gustitos de más o simplemente porque sabes que al día siguiente ya no tendrás ni para el pan, tentamos a pedirle una “ayudita” a alguien más.

Lee también: ¿Qué hacer cuando un familiar te pide dinero prestado?

Normalmente recurrir a un préstamo significa ir a una entidad bancaria o incluso hechar mano de las tarjetas de centros comerciales para resolver algún tipo de urgencia en productos o servicios, pero cuando esta posibilidad no existe, caemos en el círculo de pedir ayuda a la familia, los mejores amigos y aquellos que nos deben un favor pero de que manera ellos pueden ser una solución real.

Talvez si lo vemos como una solución momentánea lo pensaríamos dos veces. Te has puesto a pensar que esa pequeña y confiada ayuda, podría llegar a convertirse en una dependencia mes a mes.

Comienza por entender que los préstamos son compromisos ya sea que lo tomes de un banco o que lo tomes de una persona independiente igual es un préstamo y un compromiso importante.

Qué sucede si llega el fin de mes y lo llegas a saldar. Todos felices, pero y si no es así, considera que en ocasiones als fechas de los pagos no so exactas y que pueden pasar muchas cosas que perjudiquen los ingresos proyectados o si el pago que recibiste lo tienes que usar para otras deudas y no te alcanza para cumplir con tu préstamo, entonces estaríamos ocasionando un problema a quien confió en nosotros, las relaciones terminan, las amistades se alejan, aumentan los chismes y las malas vibras, empiezan los problemas.

deudas

Sin embargo si eres una persona programada y muy responsable pero aún así no encuentras otra salida, ten en cuenta algunos puntos importantes antes de generar un préstamo peligroso.

Cuando pidas prestado una cantidad, trata siempre de que este no sobrepase los límites que estes seguro, puedas regresar. (por más que tengas toda la buena intención de devolverlo por completo, ya que todos sabemos cuándo podemos y cuándo no).

Recuerda pedirle ayuda a una sola persona, no se te ocurra hacerlo con dos, tres o cuatro… Mientras más grande es el ingreso, más aliviado estarás, pero ten presente que las deudas serán igual de fuertes y mil veces mejor será deberle a una sola persona, que a cuatro a la vez.

Te puede interesar: Cómo librarse de las deudas rápido y ahorrar dinero

Siempre tienes que mantener comunicación con ellos, no dejan de ser tus padres o amigos por deberles dinero y estar en contacto generará mas tranquilidad para ambos.

No te olvides que de preferencia, un préstamo es sólo para cubrir emergencias, ojo! No lo hagas para cumplir caprichos o para frivolidades. Uno nunca sabe cuando realmente pueda necesitar ese dinero.

Fuente: Propia
Foto: revistastart.mx

Mira este video: Economista enseña técnicas para pagar un crédito y salir de las deudas

Artículos Relacionados