Cómo debes manejar tu dinero al comenzar a trabajar por primera vez

Elaborar un presupuesto y establecer metas son algunas de las estrategias que te ayudarán a iniciarte en este valioso hábito.

Para quienes se encuentran ya trabajando por vez primera quizás habrán notado lo genial que es ganar dinero con su propio esfuerzo y poder gastarlo en lo que quiera.

Sin embargo, hay que saber administrarlo bien. Por eso es que te ofrecemos algunas recomendaciones del BCP para que puedas organizar correctamente los gastos y finanzas personales desde el primer momento que se comienza a generar los propios ingresos.

1. Mantenerse informado sobre las finanzas

Comenzar a trabajar trae consigo grandes responsabilidades, entre ellas, la administración del dinero. Para ello, elaborar un presupuesto es la mejor herramienta. Hay que tomarse unos minutos para sentarte a distribuir los gastos en los principales rubros en los que se destinará el  dinero, teniendo en cuenta la movilidad, refrigerios, ropa o entretenimiento. Y revisar semanalmente cómo va según el presupuesto que se armó.

2. Controlar los impulsos

Es muy común que al recibir el primer sueldo se sienta que se puede comprarse todo. Hay que controlar los impulsos y preguntarse si realmente es de vida o muerte comprar eso que se está deseando. Esto es más importante aún si se adquiere una tarjeta de crédito. Y recordar que lo que se gaster con tu tarjeta de crédito se tiene que pagarlo a fin de mes para no generar intereses. No es recomendable que al empezar la vida económica se llenen de deudas que no se sabrá como se pagará después.

Te puede interesar: 7 hábitos mentales para ahorrar dinero

3. Priorizar y reducir los gastos

Trabajar trae consigo una serie de gastos que no se tenían contemplados antes. Al presupuesto se debe añadir el transporte, refrigerio, vestimenta para trabajar, etc. Se recomienda revisar los gastos e identificar cuáles son muy necesarios y cuáles puedes reducir. Algunos ejemplos para reducir gastos son llevar lonchera; compartir la movilidad con compañeros de oficina; usar bicicleta, si las rutas son cercanas y seguras; etc.

4. Ahorrar

Es probable que los ingresos que se perciba en esta etapa no sean tan altos, pues es parte del inicio del camino profesional. Sin embargo, es importante tener la costumbre de ahorrar. Tener una meta clara motivará a hacerlo. Por ejemplo, viajar, una laptop, pagar tus estudios, comprarte un carro, etc. Se recomienda destinar un monto fijo o un porcentaje del sueldo al ahorro. No importa si no es mucho al comienzo. Lo importante es generar ese hábito.

Vía: elcomercio.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados