¿Cómo funciona la aseguración de tu mercadería en tu negocio?

seguros para mercaderías

Las mercancías son la clave de todo negocio. Por eso existen empresas que ofrecen los mejores seguros para ofrecer la mayor tranquilidad con las mercancías que lleguen a buen puerto.

Sin embargo, suelen ocurrir otras situaciones, previsibles o imprevisibles que también tienen incidencia en los niveles de saldos representativos de los elementos integrantes del activo realizable, como son los casos del siniestro de inventarios; y las donaciones de existencias, otorgadas u obtenidas.

Retiro por siniestro

Se entiende por siniestro a la avería grave, destrucción fortuita o pérdida importante que sufren las personas o la propiedad, en especial por muerte, incendio o naufragio, entre otros.

Lee también: Sólo el 5% de pymes cuentan con seguro contra terremotos

El siniestro puede ser considerado como siniestro total o pérdida total cuando como resultado de un siniestro se da una de las dos, o las dos situaciones siguientes:

  • Cuando la reparación de los daños producto del siniestro no es viable técnicamente (viabilidad técnica)
  • Cuando la reparación de los daños producto del siniestro no es viable económicamente (viabilidad económica)

Existen pólizas de seguros o contratos de seguros que contemplan la indemnización por pérdida total del objeto asegurado en este caso de las existencias. En cualquier caso, corresponde siempre a un perito tras determinar un siniestro total, el examen de las condiciones particulares de cada póliza en concreto y la elaboración de la correspondiente propuesta de indemnización por pérdida total.

Seguro de Carga

La mercadería se podrá proteger mediante el Seguro de Carga. En el seguro de carga el asegurador asume la responsabilidad por los daños u pérdidas que puedan ocurrir durante el traslado de la carga por un modo de transporte o durante su manipuleo en los puntos de ruptura de la unidad de carga o en las interfases (transbordos) a cambio del pago de una prima.

En este tema se dan dos causas de pérdida de la carga:

  • Fortuitas: Producto del mal tiempo, la geografía (obstáculos en las vías), por ignición espontánea, etc.
  • Previsibles: Son pérdidas que pueden evitarse mediante ciertas prácticas en el manejo de la carga (embalaje, manipuleo, protección contra el agua y la humedad, etc.). Estas a su ves pueden ser debidas a: robos, manipuleo y estiba y pérdidas por agua salda o dulce.

Duración y Cobertura de la Póliza de Seguro

  • Póliza por Viaje o Póliza Individual: Cubre un solo viaje, desde el momento del embarque. Puede incluir transbordos si se estipula en el contrato.
  • Póliza Flotante: Establece las condiciones generales del seguro, sin estipular los aspectos particulares de cada envío que se pretende cubrir. El asegurado tiene la obligación de informar las características de cada embarque.
  • Póliza Abierta: Similar a la póliza flotante pero no requiere de expedición de una póliza formal. El asegurado tiene el derecho a solicitarla especialmente cuando se presenta una disputa.

Factores a considerar al contratar una póliza de seguro

  • Los Riesgos: Se debe determinar la probabilidad de ocurrencia del posible riesgo, el nivel de daño que pueda darse y la responsabilidad del transportador.
  • Valor de la Carga: Se toma en cuenta el principio indemnizatorio, es decir que, lo que se reciba por el reclamo evite perjuicios económicos al asegurado. En este punto es importante la determinación del valor asegurado. Este valor debe ser equivalente al valor de la carga, de ningún modo este valor debe estar subvaluado o sobrevaluado pues en el primer caso significaría pagar un sobre costo y en el segundo no recibir lo suficiente en caso de un siniestro.

Vía: GMS Soluciones Contables
Foto:badiaasociados.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL