Cómo invertir en bonos

Los bonos pueden ayudarlo a balancear su portafolio de inversiones, especialmente en tiempos de volatilidad en los mercados.

Históricamente, un portafolio diversificado brinda ganancias con menos riesgos que un portafolio con inversiones únicamente en la bolsa de valores. Pero antes que apostar a los bonos, hay que saber qué son y cómo operan.

Al comprar un bono, usted le está dando préstamo al emisor del mismo. Este emisor, que puede ser una empresa o el gobierno, acuerda devolverle ese préstamo con intereses, dentro de un período determinado de tiempo.

Los tipos de bonos que se ofrecen son:

– Bonos federales. Son los emitidos por el Estado que se utilizan, principalmente para financiar la deuda pública y para los programas de gobierno.

– Bonos estatales y municipales, que se utilizan para ayudar a la financiación de calles, escuelas, hospitales, entre otros proyectos.

– Bonos de empresas públicas y privadas, que los utilizan para financiar su crecimiento.

Intereses y rendimiento

Los bonos pagan intereses a un porcentaje fijado por el emisor. Normalmente, el emisor acuerda el pago de los intereses en períodos regulares, es decir, trimestrales o semestrales.

El rendimiento de los bonos, que es el monto de dinero que el inversionista recibe por él, se calcula dividiendo el monto anual ganado sobre el precio.

Por ejemplo, un bono de $2000 que paga un monto de $120, tiene un rendimiento de 6 por ciento (120 dividido sobre 2000).

El emisor normalmente reembolsa la cantidad invertida cuando el bono vence.

Tenga en cuenta que el precio del bono puede fluctuar, lo que puede influir en el rendimiento, aunque el porcentaje de ganancia sea el mismo.

Vencimiento del bono

El vencimiento del bono puede llegar a los 30 años de emitido. Esto implica que el dinero del bono caduca y debe ser reembolsado.

El bono cupón cero (zero-coupon bond) es emitido con un descuento y devuelto por su valor nominal una vez que llega a la amortización.

Por ejemplo, usted podría comprar un bono con descuento de $600 y que le devuelvan, a su vencimiento, $1200.

De todos modos, el monto de devolución a la hora del vencimiento del bono no está asegurado.

Algunos inversores prefieren este tipo de bonos porque pueden estimar aproximadamente cuál será su valor

Riesgo

Las inversiones también pueden diversificarse entre bonos, ya que existen varios tipos con diversos factores de riesgo.

Generalmente, los de alto riesgo son lo que dan mejores dividendos. Los factores de riesgos son:

– Al momento del vencimiento del bono. Aquí el bono estará sujeto a las fluctuaciones de los intereses.

– Riesgo de crédito. El emisor puede no poder pagar los intereses.

– Riesgo inflacionario. Como en cualquier inversión, la inflación puede repercutir en intereses de los bonos.

A su vez, los bonos pueden ser clasificados de esta manera (de menor a mayor riesgo):

– Bonos del Tesoro de los Estados Unidos:

Estos son los bonos de menor riesgo, ya que el Gobierno de los Estados Unidos devuelve el monto y los intereses.

Otras dependencias gubernamentales emiten bonos de bajo riesgo, pero el rendimiento es sensiblemente más alto que los del Tesoro.

– Bonos hipotecarios.

Estos bonos son ofrecidos a través de hipotecas y están garantizados por el Estado. Ofrecen rendimientos un poco más altos que los bonos estatales.

– Bonos municipales.

Los bonos estatales y municipales tienen un riesgo más alto los bonos del Tesoro. Sus beneficios están exentos de impuestos federales, aunque hay que pagar algún impuesto estatal o local y el impuesto federal (Alternative Minimum Tax)

– Bonos corporativos.

Este tipo de bonos posee mayor riesgo que los bonos federales, pero también ofrecen mejor rendimiento como compensación del riesgo adicional.

– Bonos internacionales.

Emitidos por otros países o empresas extranjeras, estos bonos presentan el riesgo adicional de las fluctuaciones de las monedas foráneas.

– Bonos de alto rendimiento.

Son bonos poco confiables, emitidos por empresas o gobiernos que pueden tener un alto interés, pero también un elevado riesgo porque el emisor puede entrar en default.

Valores de los bonos e intereses

Antes que el bono alcance su vencimiento, se puede vender o comprar en el mercado.

Si cambia de dueño antes del vencimiento, el precio puede fluctuar y eso depende de los intereses en ese momento. Cuando los intereses caen, el precio de los bonos sube y viceversa.

Por ejemplo, usted compra un bono a $20.000 con un interés del 5 por ciento. Cinco años más tarde, otro nuevo bono similar cuesta $20.000, con un interés del 6 por ciento.

Ningún comprador le pagará a usted $20000 por un bono con un interés del 5 por ciento.

Tendrá que ofrecer un precio menor al que usted pagó, para poder venderlo.

Sin embargo, si los nuevos bonos de $ 20000 ofrecen un interés del 4 por ciento, usted podrá vender su bono con el 5 por ciento por más dinero del que pagó.

Los compradores generalmente pagan mejor cuando el interés es mayor.

Beneficios de invertir en los bonos

– Diversificación:

Los bonos pueden complementar las inversiones en la bolsa de valores porque tienen un comportamiento diferente ante los movimientos del mercado.

– Seguridad.

Si bien el bono tiene riesgos, usted puede proteger su inversión original si el bono llega a su vencimiento. Las inversiones en bonos generalmente son menos volátiles que la bolsa, aunque tienen una menor tasa de ganancias.

– Ingreso extra.

Los pagos de los intereses son regulares, y con ello se puede asegurar un ingreso extra.

Fuente: Enplenitud.com

Deja un comentario