Conoce algunos consejos para utilizar correctamente las tarjetas de crédito

Muchas personas dicen que endeudarse es normal (justificándose ellos mismos) y otros que las tarjetas de crédito son unos malos instrumentos. Y la verdad es que estas no son ni buenas ni malas, todo depende de que tanto la persona conozca los temas del dinero.

Ante todo, debemos conocer que los bancos ganan dinero con los intereses que pagan y pierden con los intereses que ellos tienen que pagarte. Resulta obvio que por eso pagan muy poco cuando tú depositas y tienes que pagar mucho cuando pides prestado.

Por ello, desde un punto de vista de negocios, al banco le conviene que la gente se endeude y les pague intereses. Es por eso que a prácticamente cualquier persona hoy en día le dan una tarjeta de crédito. Ahora bien, al usar esta tarjeta, hay algunas cosas importantes que debes de saber:

1. Las tarjetas de crédito son para gastar el dinero que sabes que vas a cobrar, no son para gastar y luego rezar para que alguien te mande el dinero. Por eso es que hay personas que dicen que las tarjetas son instrumentos del ‘mal’.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


2. Las tarjetas son para pagar necesidades, no lujos. Si usted tiene que pagar la electricidad y el agua, y sabe que ese dinero va a llegar pero no lo tiene en el momento), entonces use su tarjeta. Si va a pagar un lujo prefiera el efectivo.

3. Revise la fecha de corte: Si sabe en qué fecha la tarjeta corta, no la use cerca de esa fecha salvo que tenga el dinero para pagarlo rápido.

4. No se atrase en las fechas de pago. La mayoría de las personas no conocen el poder del interés compuesto. No es multiplicar por ejemplo 7% de interés por 12 meses para saber lo que se paga al final de año, es mucho más de ahí debido al poder del interés compuesto.

Entonces, ¿debo o no debo usar tarjetas de crédito? Si piensa como rico, SI, pero si piensa como pobre NO. Si piensas como rico puedes apalancarte con una tarjeta para ganar dinero, pero si piensas como pobre solo la usarás para endeudarte. 

Fuente: Gestiopolis

Artículos Relacionados

comments