Consejos básicos para eligir tu primera tarjeta de crédito

Por su hoy fácil acceso y poca información muchos comenten el error de pecar a primera vista.

Sin duda que tener un buen historial crediticio ofrece muchas ventajas al momento de solicitar un préstamo o cualquier otro producto financiero.

Lo cierto es que construir una buena reputación financiera es más sencillo de lo que se cree, en realidad sólo se necesita solicitar una tarjeta de crédito, obtenerla y manejarla responsablemente, de esta manera, las instituciones de la banca privada tendrán posibilidades de comprobar la salud de las finanzas personales y considerarse candidato a crédito.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


La primera tarjeta de crédito, ¿es importante?

El primer “dinero plástico” abrirá tantas puertas como se sepa utilizarla, pues a partir de ella se tendrá oportunidad de solicitar nuevas líneas de crédito y otro tipo de préstamos que ayudarán a desarrollar y a cumplir con las diferentes metas que se ponga a lo largo de tu vida.

Sin embargo, el mercado tiene muchos productos diferentes entre los que se puede elegir, por lo que se debe analizar cuál es el que en verdad se necesita y, lo que es más importante, cuál es el que más conviene.

Pero, ¿qué es lo que se debe tomar en cuenta al momento de decidir por la primera tarjeta de crédito? Para responder esta inquietud, te ofrecemos algunos consejos básicos para elegirla:

1. Propósito

Hay que analizar bien para qué se quiere sacar una tarjeta de crédito: Si se trata del primer plástico y no se está muy seguro en qué se utilizará, es conveniente que se haga una lista de las formas con las que se podría darle un fin. Ya sea en la compra de un mueble, de material u ofertas exclusivas para internet, etc.

Definir de antemano el uso que se dará a la primera tarjeta de crédito ayudará a elegir la que mejor se adecúe al mismo brindando además beneficios exclusivos. Sin embargo, aquí se debe considerar las mensualidades de la tarjeta entre los gastos y, al ser la primera, esforzarse por siempre dar el pago para no generar intereses.

2. Deseos

Como en todo producto, hay cosas que se puede pedir que tenga o bien, que ofrezca. La mayoría de las instituciones financieras ofrecen ahora beneficios adicionales para los usuarios de sus productos, tales como puntos canjeables por productos, ofertas, descuentos, regalos y promociones, entre otros. Pero, también es aconsejable preguntarse si se necesita un seguro contra robo o un servicio de atención y emergencias personalizado las 24 horas.

Te puede interesar: Consejos para convertir la tarjeta de crédito en tu mejor aliado

3. Capacidad de pago

Al ser la primera tarjeta de crédito, puede ser que la institución crediticia pida que se tenga un ingreso mínimo. Sin embargo, es muy importante evitar caer en desórdenes o malos hábitos, como un sobregiro, pues podrían generar deudas excesivas que terminen por ser impagables.

Aunque la mayoría de las veces es el banco el que establece el límite de crédito, es importante que si este sobrepasa capacidad de pago, ser honesto consigo mismo y en caso de no saber si se podrá manejarlo, solicitar una menor. Hay que recordar que la tasa de interés que el banco va a cobrar, se calculará sobre el saldo total.

4. Banco

Por último, entre los muchos productos que hay en el mercado, se deberá elegir aquel que mejor se adapte al estilo de vida y a las necesidades, sin embargo, también es conveniente elegir el banco con el que se sienta más cómodo, que brinde un buen servicio, ofrezca bajas tasas de interés y, en general, que pueda dar lo que se espera  como cliente.

Vía: blog.hipos.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments