Consejos para contar con un buen blindaje financiero

blindaje financiero
Los imprevistos están a la vuelta de la esquina, por lo que es clave estar protegido. ¿Cómo afectaría tu plan de vida y el cumplimiento de tus objetivos si alguna de estas cosas llegan a suceder?

Por eso es necesario contar con un buen blindaje financiero que tenga dos capas:

  1. Prevención. Disminuye el riesgo de que estas cosas le sucedan.
  2. Protección. Si lo hacen, se puede minimizar un grave daño a su patrimonio.

¿Cómo blindar las finanzas?

1. Para prevenir un posible robo de identidad, clonación o acceso no autorizado a los recursos financieros, nunca se debe perder de vista la tarjeta de crédito o débito. Se debe exigir que traigan una terminal o bien, en caso que no sea posible, acompañar a la persona que atiende a las terminales punto de venta.

Lee también: Protege tus ahorros con el Fondo de Seguro de Depósitos

2. No se debe portar  la chequera a menos que se vaya a necesitarla. Jamás dejar cheques en blanco firmados, nunca.

3. Reportar inmediatamente cualquier contingencia, robo o extravío de nuestros medios de acceso, incluido el token.

5. Contar con un antivirus siempre actualizado, que también detecte malware y cualquier tipo de software espía.

6. No bajar archivos de fuentes no confiables y escanearlos antes de abrirlos.

7. Nunca hacer caso a correos electrónicos que nos dicen que tenemos una herencia, nos piden ayuda para transferir dinero de un país remoto, o bien, que ganamos una rifa en la cual no participamos. Sólo buscan que les mandemos un pago para cubrir los “gastos” y no sabremos más de ellos.

8. Jamás entrar a la página de nuestro banco a través de links externos, mucho menos de correos electrónicos invitándonos a “actualizar” nuestra cuenta en línea para que no se cancele, ya que son fraudulentos.

9. No hacer pagos por Internet a través de páginas que no son seguras. Uno identifica fácilmente las páginas seguras porque aparece un candadito en nuestro navegador, además de que la dirección de la misma comienza con https.

10. No acceder a portales financieros a través de sitios públicos. Estas redes son muy inseguras y su información podría verse vulnerada. De ser estrictamente necesario, procuremos utilizar una VPN.

En fin; nuestro blindaje financiero no está completo si no se añade una capa de protección. ¿No lo crees así?

Vía: El Economista de México

Artículos Relacionados