Consejos para convertir la tarjeta de crédito en tu mejor aliado

Pasos para que realices una buena de gestión de tu tarjeta de crédito y lograr tener una buena salud financiera.

tarjetas-de-credito

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero que permite realizar operaciones en cajeros automáticos o puntos de venta y pagar más adelante. Pero a pesar de todos sus beneficios y la tentación de poder comprar y pagar a crédito, se debe aprender a gestionarla de manera eficiente para que no se transforme en un arma de doble filo.

Y esto porque con su adecuado proporcionará mayor seguridad y comodidad, ya que evita llevar dinero en efectivo en la cartera y permite cancelar la tarjeta en cualquier momento si llega a producirse un inconveniente.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Así que para que no se convierta en un dolor de cabeza, te ofrecemos algunos tips para gestionar correctamente las tarjetas de crédito y convertirlas en un aliado:

1. Saber qué es lo que se necesita

Antes de solicitar una tarjeta de crédito, se debe comprobar cuáles son los beneficios y los servicios que ofrece la entidad financiera. Existen muchos tipos de tarjeta de crédito y algunas se adaptan mejor que otras a las necesidades, gastos y posibilidades de pago.

2. Evaluar la línea de crédito

Los  bancos son las responsables de asignar una línea de crédito basada en el nivel de ingresos y el historial de pagos. Hay que asegurarse entonces que la línea de crédito que ofrece el banco no exceda las capacidades de pago.

Te puede interesar: Conoce las fechas que te conviene comprar con tarjeta de crédito

3. Controlar los impulsos

No gastar más de lo que se puede permitirse es una regla de oro que se debe cumplir si se desea que la tarjeta de crédito se convierta en un aliado y no en un problema. Además, este hábito ayudará a mantener un equilibrio y facilitar los pagos para que siempre se tenga crédito disponible en caso de una emergencia. Se puede establecer un presupuesto mensual y dejar de utilizar la tarjeta cuando los gastos hayan alcanzado esa cifra.

4. Pagar el mínimo mensual

Uno de los grandes beneficios de tener una tarjeta de crédito es la de poder pagar en cuotas. Hay que recordar que mientras más se tarde en hacer los pagos, más tiempo tomará pagar la deuda, por lo tanto, se debe realizar todos los meses un pago por el mínimo mensual o un monto mayor a éste para evitar caer en default. Si esto sucede hay que ponerse en contacto con la institución financiera para que ayuden a buscar otras alternativas para refinanciar la deuda.

5. Tener cuidado al sacar dinero en los cajeros

Si se decide retirar dinero en efectivo de la tarjeta de crédito, hay que tomar en cuenta que los intereses de este tipo de transacciones son diferentes a aquellos que se aplican para las compras en punto de venta.

En suma, si se tiene una buena de gestión de una tarjeta de crédito se tendrá una buena salud financiera. Estos son consejos para convertir este valioso instrumento en un aliado y evitar que se transforme en un dolor de cabeza.

Vía: megaricos.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P