Consejos prácticos para cancelar tus deudas con las utilidades

cancelar deudas

Lo primero que debe hacerse cuando se recibe un dinero extra como en el caso de las utilidades, es cancelar las deudas.

Así, se ahorrará intereses futuros y se sentirá alivio al tener menos preocupaciones. Entonces, si decides pagar las deudas con las utilidades, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Se debe recordar que si se tiene más de una deuda y no se sabe cuál pagar primero, hay que comenzar con la que tenga retraso en el pago y aprovechar para ponerse al día.

2.- Si no se tiene deudas atrasadas se puede hacer pagos anticipados, conocidos como “prepagos”. Esta opción permite ahorrar intereses futuros, además de comisiones y otros cargos.

Lee también: ¿Qué puedes hacer con tus utilidades?

3.- Tener en cuenta también que no todas las deudas cuestan lo mismo, es decir, es probable que algunas deudas sean más caras que otras. Es un error frecuente clasificar una deuda cara según el monto de la deuda. Un factor clave para determinar qué deuda es más cara es comparar la tasa de costo (conocida como TCEA) del crédito.

4.- Si se trata de cancelar las deudas de un crédito hipotecario y de una tarjeta de crédito, se aconseja priorizar el pago de la tarjeta, ya que suele tener una tasa mayor al del crédito hipotecario, a pesar que éste sea un monto más alto.

También ahorrar

Si ya se  canceló las deudas al momento de recibir sus utilidades, entonces lo que se puede hacer con ese dinero extra, es ahorrar. Y es que el ahorro debería ser un hábito permanente y el pago de utilidades, es una buena oportunidad para comenzar o retomar este hábito, incluso incrementar sus ingresos si decide invertir tus ahorros.

Tome en cuenta que existen distintas formas de ahorro e inversión desde cuentas con opciones de premio, cuentas a plazo fijo hasta fondos mutuos y otros instrumentos de inversión más estructurados y sofisticados.

Hay que conocer bien y elegir la opción de ahorro o inversión que más se acomode a uno, para ello hay que comunicarse con el banco a través de los canales de atención que ofrece para que le brinde información detallada y tome la mejor decisión.

Otra buena opción es realizar un pequeño viaje con la familia o amigos, pero recordar que se debe ser responsable y no gastar más de lo que la situación actual lo permite.

Vía: Gestion
Foto:blog.manqv.com

Artículos Relacionados

comments