¿Cuáles son las razones financieras de rentabilidad?

Lo correcto al momento de evaluar la rentabilidad de una empresa es evaluar la relación que existe entre sus utilidades o beneficios, y la inversión o los recursos que ha utilizado para obtenerlos.

Se dice que una empresa es rentable cuando genera suficiente utilidad o beneficio, es decir, cuando sus ingresos son mayores que sus gastos, y la diferencia entre ellos es considerada como aceptable.

En este sentido, las razones financieras de rentabilidad son aquellas que permiten evaluar las utilidades de la empresa respecto a las ventas, los activos o la inversión de los propietarios.

Entonces, la rentabilidad puede definirse cono la cualidad de un negocio de proporcionar un rendimiento atractivo, es decir la ganancia o utilidad que produce una inversión. En cuanto a las razones de rentabilidad, generalmente son empleadas las siguientes:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Margen de utilidad bruta

Mide el porcentaje que queda de cada dólar de ventas después de que la empresa pagó sus bienes. Cuanto más alto es el margen de utilidad bruta, mejor (ya que es menor el costo relativo de la mercancía vendida). El margen de utilidad bruta se calcula de la siguiente manera:

Margen de utilidad bruta = (Ventas – Costo Costo de los bienes vendidos) / Ventas

Margen de utilidad bruta = Utilidad bruta / Ventas

Margen de utilidad operativa

Mide el porcentaje que queda de cada dólar de ventas después de que se dedujeron todos los costos y gastos, excluyendo los intereses, impuestos y dividendos de acciones preferentes. Representa las “utilidades puras” ganadas por cada dólar de venta.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las razones financieras de liquidez?

La utilidad operativa es “pura” porque mide solo la utilidad ganada en las operaciones e ignora los intereses, los impuestos y los dividendos de acciones preferentes. Es preferible un margen de utilidad operativa alto. El margen de utilidad operativa se calcula de la siguiente manera:

Margen de utilidad operativa = Utilidad operativa / Ventas

Margen de utilidad neta

Éste es el “resultado final” de las operaciones. El margen de utilidad neta indica la tasa de utilidad obtenida de las ventas y de otros ingresos. El margen de utilidad neta considera las utilidades como un porcentaje de las ventas (y de otros ingresos).

Debido a que varía con los costos, también revela el tipo de control que la administración tiene sobre la estructura de costos de la empresa.

Se calcula de la manera siguiente:

Margen de utilidad neta = Utilidad neta después de impuestos / Ventas Totales

En el siguiente video-lección se explica las razones financieras de rentabilidad, cómo se calculan e interpretan.

 

Vía: Gestiopolis

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL