¿Cuánto es lo máximo que puedes pagar por tu próxima vivienda?

Comprar vivienda es uno de los anhelos que se tiene en el transcurso de nuestra vida. Sin embargo, para realizarlo hay que planificarlo con anterioridad para tal adquisición.

Para cualquiera que esté pensando en comprar una vivienda, la pregunta elemental es: ¿Cuánto es lo máximo que puedes pagar por tu próxima vivienda? 

Siempre es necesario investigar con expertos antes de realizar alguna inversión, solicitar un crédito hipotecario o desarrollar un proyecto. Comprar una casa, sin importar el tamaño de la misma, puede resultar una gran inversión, porque además de ser el lugar al cual llamarás “hogar” se convierte en un activo del patrimonio familiar.

Así que hay varios puntos que se debe considerar antes de tomar la decisión de comprarla; donde en general el monto máximo que se puede pagar por la próxima vivienda puede regirse por estos aspectos:

1. Analiza tus finanzas

El primer paso que dar para establecer el monto máximo que se puede pagar por la próxima vivienda es verificar si se cuenta con el suficiente presupuesto para cubrir los gastos que esto conlleva, como las comisiones y los costos por la apertura de crédito, gastos de escrituración, cuota inicial y las mensualidades que debes cubrir durante el periodo que dure el crédito hipotecario, entre otros gastos como la mudanza.

2. Establece un presupuesto

Probablemente no es la primera vez que se haya leído o escuchado, y es que antes de establecer el monto máximo que se puede pagar por la próxima vivienda, se debe realizar un presupuesto de los gastos actuales, ya que eso marcará la diferencia entre fracasar o no.

Los costos de vida pueden subir a un nivel más acelerado que el de los salarios, básicamente es una realidad que hoy le da preocupación a aquellos que quieren buscar su independencia, y exactamente por eso es necesario saber primero con cuánto dinero se cuenta luego de realizar los gastos fijos mensuales y establecer el monto máximo que puedes pagar por tu próxima vivienda.

Hay que preguntarle a los propietarios de la vivienda que se desea comprar cuánto gastan al mes en mantenimiento, también a los vecinos, amigos o familiares que cuenten con una propiedad similar.

Te puede interesar: ¿Cómo se determina el valor de un inmueble?

Una vez que se tenga una idea más o menos clara, incluir esos gastos en el presupuesto y ver si se podrá cancelarlos a tiempo. Si se cuenta con el tiempo, vivir por lo menos un par de meses como si ya se tuviese la vivienda con el crédito y apartar el dinero extra. Esto  va a permitir saber si se puede cancelar todo con el sueldo que se tiene y, además, quizá ayude a obtener un ahorro extra que se podrá usar para la nueva propiedad.

Los especialistas sugieren no dedicar más de 45% del ingreso neto para pagar la renta, así que un paso que no se puede dejar de lado es el de hacer esta cuenta. No olvidar tampoco que también se debe considerar un porcentaje de ahorro mensual.

3. La casa de nuestros sueños no siempre es la casa de nuestro presupuesto

Tener en cuenta que el monto máximo que se puede pagar por la próxima vivienda se rige por el presupuesto y, de hecho, comprar un bien inmueble, aunque sea el de tus sueños, pero que sobrepase tus capacidades financieras, puede transformarse en la peor de las pesadillas.

Tan solo hay que imaginar que por cancelar la mensualidad del crédito hipotecario no se pueda cancelar, la colegiatura de los hijos, las facturas del hogar y endeudarse tanto que ya no se quisiera contestar el teléfono por tantos cobradores que llaman. No hay que cerrarse a la idea de ver otras opciones de vivienda; se puedes conseguir algo que guste y que a la vez se ajuste al presupuesto.

Otras consideraciones:

Busca financiamiento de diversas instituciones: hay que analizar minuciosamente varias propuestas antes de elegir un crédito hipotecario. Comparar las tasas e intereses que ofrecen, así como la reputación y servicio de las instituciones financieras.

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados