Descubre las reglas sobre inversiones que nunca debes olvidar

Siempre decimos que invertir no es lo mismo que especular por lo que hay que enfocarse en nuestro objetivo, en el horizonte de inversión y en controlar o manejar nuestro riesgo.

Muchas veces te habrás preguntado dónde invertir su dinero. Pero, es la pregunta incorrecta: antes de buscar el lugar hay que saber en qué hacerlo.

Otras quieren saber si les conviene un instrumento o el otro, por ejemplo si vale la pena comprar dólares o si es mejor el oro. Como si fuera uno o el otro, cuando en realidad lo que se debe hacer es diversificar en diversos instrumentos, para de esta forma se reduzca el riesgo.

Por eso es que se toman malas decisiones financieras o se pierde una gran cantidad de dinero, al haber asumido un riesgo no controlado. Así que te ofrecemos estos 6 conceptos sobre inversiones que nunca debemos olvidar.

Regla 1: Nunca invertir en algo que no entiendes

Ésta es la más importante en inversiones: jamás se debe meter el dinero ni comprar un instrumento cuyo funcionamiento no se tenga muy claro. Es importante entender perfectamente cómo funciona, cuál es su riesgo asociado (la volatilidad que podemos esperar) y también su rendimiento potencial según su horizonte de inversión.

Por ejemplo, muchas personas quieren meter su dinero a la Bolsa pero no tienen idea de cómo funciona. Cuando se les pregunta qué acciones van a comprar y por qué, lo dejan en evidencia. Invertir no es un juego, no se trata de apostar. Porque se puede perder todo.

Regla 2 : primero el riesgo, luego el rendimiento

Muchas personas persiguen rendimiento y con ello corren riesgos innecesarios. Peor aún: riesgos desconocidos, es decir, no saben que los están asumiendo. Ahí es cuando vienen las malas experiencias.

Por ejemplo: invierten en el fondo que pagó más el año pasado. Compran dólares, oro o acciones porque han subido mucho (por lo tanto, a un precio muy alto —no cuando están baratos). Están constantemente “moviendo” su dinero en busca de ganancias mayores. Pero se olvidan del riesgo y en esa búsqueda incesante de rendimientos pueden terminar con una gran pérdida de patrimonio. En inversiones es crucial primero controlar el riesgo, es decir, tener claro cuánta volatilidad se puede controlar del portafolio.

Regla 3: siempre invertir de acuerdo con el objetivo y horizonte de inversión

No es lo mismo invertir dinero que se podría necesitar en cualquier momento, en caso de emergencia, que dinero para la jubilación, que no se usará sino hasta dentro de 30 años. De la misma forma, es muy distinto invertir para irse de vacaciones el próximo verano, que para la educación superior de los hijos en 15 años más.

El horizonte de inversión es muy diferente. Si es de corto plazo (menos de tres años), se necesitan instrumentos relativamente seguros, con una volatilidad baja. Lo importante es que se alcance la meta y no ponerla en peligro. Así que lo importante en este horizonte es obtener rendimientos que permitan preservar el poder adquisitivo del ahorro.

Te puede interesar Finanzas personales: Cómo invertir nuestro dinero

Regla 4: diversificar de manera inteligente

De manera popular se dice que diversificar significa, simplemente, no poner todos los huevos en una canasta. De esta manera los protegemos: si una canasta se cae, no se romperán todos. Pero diversificar es mucho más que eso, hay que ponerle cabeza y estrategia. Hay que diversificar de manera inteligente.

Primero se debe elegir una mezcla de activos que refleje el objetivo de inversión y tolerancia al riesgo. Esto significa que el fondo para emergencias no debe invertirse en acciones, de la misma forma que el dinero del retiro no debería invertirse únicamente en pagarés a 28 días. Simplemente no tiene sentido. En ambos casos debemos diversificar, es decir, buscar una mezcla de diferentes instrumentos que cumpla con nuestro objetivo.

Regla 5: no tratar de ganarle al mercado

Se ha comprobado que los instrumentos indizados de bajo costo en el largo plazo generan rendimientos más altos y más consistentes que los instrumentos (fondos de inversión, por ejemplo) que tienen un manejo activo, es decir, que tratan de ganarle al mercado.

Las estadísticas demuestran que más de 80% de los fondos manejados por expertos, instituciones que tienen enormes equipos de análisis, no logran ganarle a su benchmark de manera consistente. En otras palabras, no logran generar los rendimientos esperados e incurren en riesgos adicionales. Por eso los inversionistas que recomiendan a la mayoría de la gente invertir en instrumentos que replican índices, es decir, aquellos que generan rendimientos muy similares a su benchmark.

Regla 6: no tratar de buscar el momento ideal para invertir

Lo primero es enfocarse en el objetivo y no en lo que está pasando. Si se está invirtiendo para la jubilación, por ejemplo, con un horizonte de inversión de 25 años, en ese periodo habrá ciclos de alzas fuertes pero también periodos significativos de crisis que producirán bajas muy agresivas en los mercados financieros.

Sin embargo, sí hay herramientas probadas que puede ayudar a disminuir el riesgo si se aplican de manera consistente, como estrategias de “momentum” que están muy de moda. Hay herramientas de promedio móvil ideal, que ayudan a detectar posibles cambios de tendencia. Sin embargo, en periodos de lateralidad; es decir, cuando no hay una tendencia definida en los mercados, estas herramientas generan una gran cantidad de señales falsas. En todo caso, hay que estar atentos de los mercados de manera diaria.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados