El uso de las tarjetas de crédito para empresas

Por lo normal, las tarjetas de crédito para empresas que son emitidas por las entidades bancarias dan una serie de facilidades. Incluso se puede disponer de efectivo a través de ellas, pero lo más importante es que este pequeño plástico puede ayudar a ordenar la gestión de la compañía a partir de la planificación.

Una de las tareas que toda entidad debe hacer en el tema crediticio es elaborar en el último mes del año un presupuesto que contemple todos los gastos que la firma va a efectuar en el año siguiente.

Para hacer más ordenado este proceso, es recomendable que se creen centros de costos para identificar qué área efectuará el gasto y para qué. Así se tendrá un control más efectivo sobre la línea de crédito que otorga el banco.

También hay que tener en cuenta que las empresas no deben contar con varias tarjetas de crédito. Solo las necesarias de acuerdo con la capacidad de pago de cada compañía. Por eso es importante planificar los gastos. Se debe llevar un registro de quienes está autorizados a usar la tarjeta, por ejemplo el gerente de compras o alguien que va cubrir sus viáticos por motivo de viaje.

El buen uso de la tarjeta de crédito: Los empresarios deben interiorizar que las tarjetas de crédito son un medio de pago y que no se debe usar para cancelar las deudas que la compañía ha contraído en otros lados.

Mucho menos deben usarse para efectuar gastos personales o familiares, porque eso involucra dispendio de dinero en cosas que no generan rentabilidad, sino al contrario pueden generar pérdidas.

Tampoco es bueno retirar dinero en efectivo, porque la disponibilidad del mismo resultará muy cara al momento de devolverlo. Esta tarjeta deberá ser usada para atender las necesidades de inversión de la empresa, tanto en la parte operativa como en gastos administrativos previamente planificados.

Fuente: El Comercio.pe

{fcomment}

Deja un comentario