El uso de los ahorros para ganar dinero

El uso de los ahorros para ganar dineroLas cuentas de ahorros compiten entre los productos que menor rentabilidad nos ofrecen, por lo tanto, no es conveniente usarlo como mecanismo de ahorro. Es perfecto para tener un colchón de financiamiento, pero cuando excedemos el monto, es momento de explorar la oferta de productos de inversión más rentables.

A grandes rasgos, existen instrumentos de ahorro e inversión para todos los gustos:

– Por un lado, están las cuentas de ahorro a plazo fijo. Este producto, ofrecido por casi todas las instituciones financieras, es un contrato en el cual nos comprometemos a dejar un determinado monto a un determinado plazo (un año, por ejemplo) a cambio de una tasa de interés alta en comparación con una cuenta de ahorros tradicional. Según información de la Superintendencia de Bancas y Seguros (SBS) los rendimientos pueden llegar a superar el 10% anual en el mejor de los casos.

– Otra muy buena alternativa son los fondos mutuos, instrumentos administrados por una institución financiera en los cuales se agrupan los aportes de muchos clientes y se compra instrumentos de inversión, como bonos, acciones, papeles comerciales, entre otros. La mayoría de bancos ofrecen este tipo de productos y suelen tener gamas que van desde bajos rendimientos (en sus versiones más conservadoras, que usualmente invierten en bonos) hasta altos retornos (con inversiones más riesgosas como acciones). Los fondos mutuos no suelen garantizar un retorno, sino que dependen del desempeño de los instrumentos en los que invierten, pero normalmente ofrecen retornos superiores a los de una cuenta de ahorros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– La inversión en las cuentas sin fin provisional que las AFP ofrecen a los aportantes con más de 5 años en el sistema. Este aporte compra una participación en los fondos de inversión (hoy disponibles el 1, 2 y 3, dependiendo del nivel de riesgo de sus instrumentos) y nos permite hacer depósitos y retiros de acuerdo a las reglas de la AFP. Este mecanismo alternativo de inversión brinda la posibilidad de invertir regularmente y de obtener retornos interesantes asumiendo alguno de los niveles de riesgo disponibles.

Otra opción, quizá más apropiada para gente con mayor conocimiento sobre inversiones y el manejo de sus finanzas personales, es invertir en la bolsa de valores directamente. Con sólo abrir una cuenta en una casa corredora de bolsa, uno puede empezar a negociar acciones o instrumentos similares. Esta suele ser una estrategia bastante más arriesgada, pero que puede ofrecer los mejores resultados en el largo plazo, por lo tanto, no es lo más recomendable para todos. Exige algo de conocimiento sobre los mercados financieros y un buen estómago para soportar los vaivenes de los mercados.

Fuente: Finanzaspersonalesparatodos

comments

Autor entrada:

Deja un comentario