Elaborar un presupuesto familiar: 10 pasos claves

Elaborar un presupuesto familiar: 10 pasos clavesSi estás gastando todo lo que ganas y nunca tienes dinero para ahorrar o invertir, debes buscar maneras de cortar algunos gastos.

Si analizas a fondo las maneras en que utilizas tu dinero, te sorprenderás de cómo puedes eliminar los pequeños desembolsos diarios que, sumados a la larga, te darán un buen capital. Aquí algunos consejos para que deje de esperar fin de mes y planifique mejor su presupuesto familiar.

1. Recopile los estados de cuenta de tarjetas de crédito, recibos de todo lo que compra, incluyendo el del supermercado, y cualquier otra cosa que adquiera con efectivo, cheque o tarjeta de débito.

2. Tome papel y lápiz para enumerar todos los gastos en que incurre regularmente y circunstancialmente al mes. Sea lo bastante riguroso, porque de ello dependerá que llegue a fin de mes sin mayores angustias económicas.

3. Empiece por anotar los gastos fijos como pagos que vencen en una fecha específica o que se hacen regularmente, tales como: alquiler o hipoteca, deudas con los bancos, préstamos personales, seguros, pagos de pensiones del colegio, impuestos, etc.

4. Continúe con los gastos variables, como pasajes de transporte público, gasolina, reparaciones del vehículo, almuerzos, paseos, servicios de electricidad, agua, celular, teléfono, tarjetas de crédito, necesidades personales (peluquería, artículos de aseo), medicinas, entre otros.

5. Una vez que tenga claramente definidos sus gastos, empiece a detallar sus ingresos familiares regulares, no los extras. Si no tiene un monto exacto, efectúe un estimado, pero en un escenario pesimista.

6. Si maneja medianamente el excel, lleve toda esta información a una hoja de cálculo y determine la magnitud de su déficit (ingresos menos gastos). Si le es muy complicado, ayúdese de una calculadora sencilla.

7. Ya conoce el tamaño del problema, ahora detecte donde se origina. Defina cuáles son sus gastos prioritarios, los que no puede dejar de realizar y los que si puede postergar o suprimir.

8. Fíjese una meta de ahorro o equilibrio. Para ello apunte los gastos que no efectuará o los que reducirá. Por ejemplo, el siguiente mes, voy tres veces al cine y no cuatro.

9. Si a pesar de reducir gastos, estos siguen siendo mayores a sus ingresos, vea la opción de refinanciar sus deudas. Evite endeudarse con un banco para pagar la deuda que tiene en otra institución financiera. Menos aún retire dinero en efectivo de su tarjeta de crédito, salvo que se trate realmente de un caso de vida o muerte.

10. La disciplina es clave de un presupuesto equilibrado, por lo que revise cada semana cómo va en el cumplimiento de su presupuesto. A fin del mes evalúe el resultado y repita el ejercicio, incorporando los gastos que no consideró inicialmente.

Fuente: Mass.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion