En el Perú existen 102 tipos de tarjetas de créditos

El segmento de tarjetas de crédito es uno de los más rentables para los bancos y por ello se disputan sus clientes.

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero que ayuda al crecimiento de la demanda interna que a su vez impulsa la expansión de la economía nacional.

Al respecto, Eva Céspedes, directora del Sistema de Relaciones con el Consumidor de Asbanc, explicó que en el Perú hay habilitadas 102 tarjetas de créditos, de las cuales 51 tienen una política de exoneración del pago de la membresía (previo cumplimiento de ciertos requisitos), mientras que 12 no cobran esta comisión.

Explicó que la membresía es uno de los costos que tienen las tarjetas de créditos y que deben de asumir quienes acceden a uno de estos productos. “La membresía no surge por la asignación de una línea de crédito, sino por servicios complementarios que son puestos a disposición del usuario en una red de establecimientos. El costo de la membresía depende del tipo de tarjeta de crédito que se contrate y en el mercado existen 102 tipos de tarjetas de créditos”, precisó.

Agregó que hay entidades que si cobran membresía por beneficios específicos como seguro de viaje y contra accidentes, enfermedades, emergencias, pérdidas de maletas, acceso a espectáculos, descuentos por consumo en diversos establecimientos comerciales, ingreso gratuito a salas VIP de aeropuertos, entre otros.

Céspedes refirió que la membresía más cara es de S/ 500 y se aplica para tarjetas premium, aquellas que manejan líneas de créditos sobre los S/ 100 mil, en tanto la más baja es de S/ 30.

Te puede interesar: Entérate quiénes lideran el negocio de las tarjetas de crédito en Perú

Tarjetas al rojo vivo

Para este año, una pelea se desata en el negocio del dinero plástico por lo que las firmas orientan sus estrategias a incentivar el uso de las tarjetas de crédito por su mayor aporte- frente a otros productos- a la rentabilidad de las operaciones.

En lo que es banca, las tarjetas de crédito son uno de los productos para personas que se está calentando más en términos de competencia. Esto se debe a que es un producto rentable por lo que ya existe una disputa entre las entidades financieras por incentivar el consumo con dinero plástico más que por captar a nuevos clientes.

Esta estrategia obedece a que el producto facilita a las firmas financieras las ventas cruzadas y les permite mantener más transacciones con los clientes. Además, que las tarjetas de crédito brindan a la banca información de los hábitos de consumo de los usuarios y es el producto del portafolio para personas “más caro”.

Según el BCR, al cierre de diciembre del 2016, el financiamiento con tarjetas subió a una tasa anual de 11,3%, mientras que los préstamos totales para personas lo hicieron en 8,1% y los créditos de todo el sistema financiero subieron en apenas 4,9%.

No obstante, el crecimiento de los créditos registrado por este medio de pago, en este año, fue casi la mitad del año pasado. Pero la banca espera un mayor dinamismo para este 2017. Por eso que la banca se ha dado cuenta de la importancia de segmentar. Por ejemplo, el BCP y el BBVA han sacado una tarjeta que no paga cuota anual donde el BBVA ofrece una promoción en la que no se pagan intereses.

Vía: elcomercio.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments