Finanzas: 4 claves para cuidar el dinero

Finanzas: 4 claves para cuidar el dineroEn las diferentes etapas de la vida se debe buscar lograr un equilibrio en las finanzas personales. Desde temprana edad el ahorro es la mejor vía para alcanzar las metas financieras, por este motivo es importante saber cómo hacerlo de forma exitosa para obtener mejores resultados.

Ahorra lo que puedas: El principal motivo por el cual muchas personas fracasan en sus intentos por ahorrar, es pensar que guardarán lo que les sobre a fin de quincena. Es indispensable considerar el ahorro como parte del presupuesto mensual, así como lo es el pago de los servicios. Si tu ahorro lo realizas en una cuenta bancaria, asegúrate de conocer todos los detalles del producto que ofrece el banco.

LLeva un registro: Una vez comienzas a llevar un registro de tus gastos te sorprenderás al comprobar que gastaste tal cantidad al mes en cafés o en llamadas a larga distancia. Como es más difícil eliminarlos por completo, la opción es reducirlos. Para elaborar una hoja de trabajo para calcular los ingresos mensuales, escribe un monto al lado de casa fuente de ingreso que sea relevante y asegúrate de anotar el monto que realmente recibes de cada fuente de ingresos mensual.

Trázare metas reales: La realidad es que si no elaboras un presupuesto con metas claras las posibilidades de lograr lo que te propones serán escasas. Para que alcances tus sueños, sigue las recomendaciones que hace Finanzaspracticas.

– Metas específicas: Las metas deben ser concretas, ya que si sabes en qué emplearás tu dinero, resultará más fácil ahorrar lo necesario para lograr tu objetivo.

– Fáciles de medir: Necesitas saber cuándo has logrado tu meta o qué tan cerca estás de alcanzarla.

– Alcanzables: Los pasos para llegar a la meta tienen que ser razonables y posibles, es decir, que no signifique sacrificios o dejar de atender tus gastos fijos para cumplir con esa meta.

– Tiempo definido: Establece una fecha definida para alcanzar la meta, de esta forma te sentirás motivado a cumplirla.

Hazte cargo de tu tarjeta: Si tu vida financiera ya te llevó a tener tu propia tarjeta de crédito, recuerda que no es una extensión de tu ingreso sino una forma de pago que tendrás que asumir una vez llegue la cuenta de cobro. Si comienzas a utilizarla para tu consumo diario, puedes acumular una deuda que después te resultará difícil de pagar, por lo que es importante cubrir puntualmente tus pagos. La regla consiste en evitar que el total de todos sus préstamos sean mayores al 20% de lo que ganas anualmente y los pagos de esos préstamos tampoco pueden pasar del 10% de los ingresos mensuales.

Fuente: CNN Expansión

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion