¿Cómo saber si su negocio es rentable?

El mayor error de un emprendedor es no contabilizar todo lo que necesita para empezar. Cuando ello pasa, la búsqueda de la rentabilidad se hace un camino sinuoso hacia el fracaso.

Identificar atractivas ideas de negocio no es dificultad para los peruanos, por gusto no vivimos en “el país de los emprendedores”. Sin embargo, es bien sabido que solo la tercera parte de los negocios que surge supera el año de vida, comenta Walther Leandro, especialista del programa Gerencia del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la Universidad Católica.

¿Qué está pasando? En la búsqueda por lograr el retorno de la inversión lo más pronto posible, quienes han iniciado un negocio comenten el error más frecuente: No contabilizan todos los bienes y capitales que necesitaron para empezar.

Cuando ello ocurre, lo más probable es que estén maximizando el relativo éxito que pueda tener su negocio, advierte Leandro. Empresas así no son sostenibles y, ante cualquier dificultad, ya sea por competencia, requerimiento de capital para expansión o crecimiento explosivo de la demanda, no prosperan.

CONTABILIDAD OBJETIVA. Para no caer en esta situación, el especialista de la U. Católica recomienda determinar objetivamente el nivel de la inversión realizado. ¿Cómo? Hay que sumar no solo los bienes nuevos y el capital prestado, si no también aquellos que ya se tenían y que –ya sea por necesidad o comodidad–se sumaron al negocio.

“Por ejemplo, si uso mi cochera para una empresa de fotocopias o una cabina de Internet, debo incluir el valor del lugar o lo que me costaría si lo alquilara”, comenta. Si hay familiares que participan del negocio, no están colaborando, son trabajadores, por lo que hay que considerarles un sueldo.

El siguiente aspecto importante es el flujo de caja. “Se tiene que hacer cada mes. Así, si al restar ingresos menos egresos, el saldo es positivo, el negocio es rentable”, anota.

Pero no se trata solo de lograr un saldo mensual. Este debe ser mayor a la tasa de interés efectiva mensual que me cobra el banco por el capital prestado. Para los pequeños negocios, año y medio o dos años es el tiempo óptimo para lograr recuperar todo lo invertido.

Fuente: Perú21

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion