Los 8 pasos de Thomas Smale para conseguir su primer millón

millon-de-dolares

Puede sonar  utópico, pero lo cierto es que ganar tu primer millón con tu empresa sí que es posible si te lo propones firmemente y tienes la suficiente resistencia como para superar los obstáculos que se te presenten. Thomas Smale, fundador de FE International, una compañía experta en lograr establecer relaciones entre inversionistas y emprendedores, nos comparte su experiencia de cómo logró obtener su primer millón partiendo desde su cero. ¿Cuáles son sus secretos? ¿Qué problemas tuvo que enfrentar para conseguir ese soñado millón?

  1. La motivación es más importante que el dinero

Smale revela que su empresa nació  sin capital ahorrado ni con ningún préstamo como base. Si bien no tenía dinero, lo que sí tenía era mucho empuje como para hacer realidad sus sueños. Así que tuvo que vencer la falta de capital con mayor esfuerzo de su parte. Los primeros años en FE International fueran arduos, con jornadas laborales interminables y explotando su creatividad hasta el cansancio.

  1. La primera idea no es la ganadora

De hecho, FE International no fue la primera idea que nació de la cabeza de Smale. Él cuenta que tuvo numerosas ideas, algunas de las cuales las llevó a ejecución, pero que no lo llevaron a conseguir el primer millón, sino todo lo contrario. Sin embargo, tuvo el suficiente empuje como para volver a la carrera emprendedora. Smale indica que si no hubiera sido por esas caídas previas, él nunca hubiera conseguido el éxito.

Quizás te puede interesar: ¿Qué diferencias existe entre un millonario y un multimillonario?

  1. Lo importante es no volar

El fundador de FE International cuenta que el no tener dinero para iniciar su negocio fue el motivo para adquirir una valiosa virtud: responsabilidad en sus finanzas. Está bien tener sueños gigantescos, sin embargo, hay que ajustarse a la realidad, y por ende, al presupuesto con el que cuentes. Mira las monedas que tienes en los bolsillos, no los veas más como tal, obsérvalas como oportunidades.

  1. Las personas negativas no suman

Una de las decisiones más difíciles que tomó Smale fue separarse de las personas que le resultaban tóxicas. Tú los conoces, esos individuos que siempre están tratando de traer abajo tus sueños. Aquéllos que se ríen de tus ideas, que dicen que hagas B cuando tienes planeado hacer A.

Quizás te puede interesar: 8 Millonarios que crearon sus fortunas desde cero (y como lo hicieron)

  1. Las personas con más conocimientos que tú sí suman

El emprendedor, revela Smale, tiene que vencer su ego y contratar a gente que sepa más que uno en un tópico determinado. El emprendedor no debe temer a las personas inteligentes, ellos son el engranaje principal de toda organización. El reto del empresario es hacer que todas esas personas sumen sus capacidades en pro de la mejora de la empresa.

  1. La competencia no debe ser tu límite

Está perfecto investigar a la competencia. Pero no debes de tomarla de modelo. Si fuera así, solo lograrás ser un poco mejor que ella. Y ese no es tu fin. Te estarías poniendo límites antes de iniciar la carrera. Mira a las grandes empresas, ¿crees que están preocupadas por lo que haga o deshaga la competencia? ¿O están más preocupados en ser mejores cada día?

  1. El tiempo es oro

Podrás comprar maquinarias, traerte a los mejores profesionales, aumentar tu pauta publicitaria, pero algo que nunca podrás adquirir será el tiempo. Para Smale, el tiempo es el bien más preciado por todos los empresarios. Por eso no hay que perder el tiempo tratando de reparar situaciones del pasado. Lo hecho en los negocios quedó atrás. Puedes adquirir experiencias, pero no volver al pasado.

Quizás te puede interesar: El hombre que se hizo millonario vendiendo piedras

  1. Las grandes empresas no se hicieron en un día

¿Tienes impaciencia por conseguir tu primer millón? Pues entonces, el camino empresarial no es para ti. Hacer empresa es una ruta de largo aliento, en la que solo logran subsistir los emprendedores más resistentes. No esperes que el millón te caiga del cielo, porque eso no ocurrirá, más allá de las mil y un historias que has escuchado o leído por parte de algunos embusteros.

Vía: entrepreneur.com

VIDEO: Hábitos que te convertirán en rico


Foto: diecorr.blogspot.com

Otros artículos que te pueden interesar:

Artículos Relacionados