La importancia de elaborar tu calendario financiero

Las primeras fechas que se marcan en los calendarios son los cumpleaños, a nadie le gusta que un día llegue un familiar o un amigo sonriendo esperando un abrazo (y generalmente un regalo) que olvidaste por completo porque no tuviste un recordatorio de que era su cumpleaños.

La llegada imprevista de las obligaciones financieras es incluso más dolorosa, es posible que durante 2011 te hayas sorprendido con preguntas como: ¿cómo? ¿ya me toca la verificación del coche?, o ¿tan rápido es el regreso a clases y el pago de colegiaturas?. La falta de previsión de este tipo de eventos financieros generalmente desemboca en deudas que desequilibran a tu bolsillo.

Para evitar que los gastos ‘te agarren en curva’ puedes implementar una estrategia tan sencilla como empezar a marcar los gastos fijos que tienes mes con mes en tu calendario.

– Si no recuerdas las fechas de corte de tu tarjeta de crédito o la fecha límite de pago de tus recibos telefónicos empieza por anotar este dato en la esquina superior derecha de tu calendario mensual, así lo tendrás presente cada vez que agendes alguna fecha especial.

– Realiza una lista de los gastos programables, como las salidas de vacaciones o los regalos de aniversario, la clave para que el calendario financiero funcione es que marques las fechas en que realizarás estos gastos y te pongas algunos recordatorios con semanas (o hasta meses) de anticipación, tener presente que deberás realizar ciertos desembolsos te ayudará a administrar mejor tu dinero.

– Marca las obligaciones, como la verificación del automóvil, por ejemplo, en la casilla mensual correspondiente.

Fuente: CNN Expansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.