La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 13

crecimiento

crecimiento

Continuando con nuestro artículo sobre la importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa, seguiremos con la segunda parte del software contable.

Inventario de productos en proceso. Cualquier contable le dirá que la producción en proceso es un activo de la empresa. La empresa ha gastado ya una cantidad importante de dinero para producir su inventario y en teoría, este inventario puede ser vendido o reprocesado dependiendo de los cambios en la demanda u otras condiciones. Suena razonable. En realidad, este es el estándar contable al cual los ejecutivos recurren cuando acumulan sin miedo inventario en la forma de lotes de tamaño económico o cuando comienzan la producción de artículos según los pronósticos de la demanda. Por el contrario, los principios de la racionalidad ven el inventario innecesario, incluyendo la producción en proceso, como un desperdicio que debe ser minimizado o eliminado por completo. De aquí que la contabilidad racionalizada estimula la eliminación de inventario innecesario o por lo menos su minimización y allí, la producción en proceso es categorizada como un pasivo en los informes financieros.

Gastos laborales. Los modelos contables tradicionales listan a los empleados como un gasto variable que debe ser minimizado de la misma forma que otros costes, como los materiales comprados o los cargos por entrega de productos. Esta actitud ha propagado dramáticas repercusiones económicas y políticas, que se ha convertido en la mayor justificación para la subcontratación de actividades de manufactura en regiones donde la mano de obra es más barata. Dentro del paradigma de la contabilidad tradicional, la subcontratación cobra sentido. La contabilidad racionalizada ofrece una respuesta simple pero influyente: Los empleados son parte de los activos de una compañía y deberían ser contabilizados como tales. El efecto de este cambio contable es enorme. Esto motiva a los directores a retener y mejorar continuamente el mayor activo de la compañía, su personal, en lugar de recortar personal o contratar nuevos empleados cuando las condiciones del mercado cambian. Pero este principio de racionalización no puede ser adoptado por sí solo, debe ser alineado con una gestión estratégica de la fuerza laboral (planes de desarrollo profesional, etc.), además de la reorientación de los procesos empresariales en toda la empresa.

Continúa en:

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 1

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 2

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 3

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 4

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 5

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 6

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 7

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 8

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 9

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 10

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 11

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 12

La importancia de la contabilidad sistematizada en tu empresa – Parte 14

Vía: Pyme’s

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion