La mejor referencia: El historial de crédito

Para la mayoría de los emprendedores, una de las situaciones más difíciles es la búsqueda de financiamiento, y los créditos se han convertido en una de las fuentes más comunes a las que recurren. Para conseguir uno, el empresario debe realizar un presupuesto a detalle, en el que especifique tanto sus ingresos y egresos, como su capacidad para pagar en tiempo y en forma.

Sin embargo, uno de los factores primordiales para obtener esta financiación es conservar un buen historial y convertirlo en tu mejor carta de presentación. Para mantenerte con un expediente limpio y ser el candidato ideal para cualquier forma de financiamiento, el experto te da estas cinco recomendaciones:

1) Hacer todos tus pagos a tiempo: Una de las primeras condiciones en las que se fija una financiera es si la persona cumple o no en la fecha indicada con sus obligaciones. Para Tijerina, ésta es la mejor manera de ganarse su confianza.

2) Largo historial: Tener más tiempo presencia en el Buró de Crédito te brinda mayores oportunidades de conseguir un crédito. Por eso, es importante que lo antes posible construyas tu historial, ya sea con una cuenta de ahorro o con una tarjeta de crédito.

3) Prudencia: Debes demostrar que únicamente contraes las obligaciones financieras con las cuales puedes cumplir. Evita endeudarte y que tus egresos sean mayores que tus ingresos.

4) Poder enfrentar una emergencia: Además de poseer diferentes seguros, es recomendable contar con un límite disponible en caso de una situación inesperada. Tener ahorros permanentes en tus tarjetas es siempre bien visto.

5) No pedir muchas veces financiamiento: El hecho de que una persona esté constantemente solicitando créditos la pueden hacer parecer como alguien poco serio y confiable, y que tiende a sobre endeudarse.

¿Qué pasa si tengo un crédito que no puedo pagar? Ahora bien, si ya conseguiste cualquier tipo de financiamiento, pero no puedes cumplir con tus pagos, es primordial que sepas manejar correctamente la situación. Tijerina recomienda que, en primer lugar, aceptes que tienes un problema y que lo más importante es no perder la confianza que ya han puesto en ti. Para lograrlo, debes “dar la cara”, acercarte a tu acreedor y realizar un esquema realista para reestructurar tus pasivos. Sólo así evitarás formar parte de una “lista negra” y que, en un futuro, te nieguen otorgarte cualquier tipo de crédito.

Fuente: Soyentrepreneur.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.