Las 12 trampas financieras que todo emprendedor debe de evitar

A veces es inevitable ser presa de trampas financieras pero cabe preguntarse ¿qué tanto puede prevenirse y qué tan alerta se está de las acciones abusivas o peligrosas?

Evitar las trampas financieras no es una tarea fácil, pero tampoco imposible al tratar de evitarlas a toda costa, si se quiere cuidar el dinero.

Y es que estas trampas financieras, tienen el poder de hacerte perder mucho dinero o sencillamente, hacerte tener miedo de perseguir los sueños y metas. Entonces, echa un vistazo a estos principales consejos para lograr una comodidad financiera.

1. “Sólo quiero tener suficiente dinero para vivir bien”

En la clase media existe la idea que se puede alcanzar una especie de lugar confort básico, un concepto que puede limitar cualquier libertad financiera. Se debe considerar que un número importante de personas ahorra muy poco dinero para el retiro. Esto ha hecho que miles de trabajadores sean incapaces de retirarse de verdad al llegar la edad de la jubilación ya que en ese momento carecen del dinero necesario para cubrir sus gastos.

2. “Necesito hacer dinero”

Literalmente, hacer dinero, es ilegal. Esta idea de que ‘hay que hacer dinero’ para tenerlo limita a creer que tienes que cambiar tu tiempo por efectivo. Se debe dejar de pensar en el dinero como algo que se tiene que fabricar y empezar a verlo como algo que se puede ‘coleccionar’. Es simple, cuando se intercambia algo de valor con el público, se obtiene dinero.

3. “Más grande no siempre es mejor”

Es un gran error. Dejar de pensar en pequeño. Las mejores empresas del mundo son enormes. Aunque no se crea, ser pequeño roba mucha energía.

4. “Más dinero, más problemas”

Esta es una idea que las personas sin dinero utilizan para justificar su falta de riqueza. La verdad es que entre más dinero tengas, más control tienes sobre las elecciones que haces en cada aspecto de tu vida.

5. “Se necesita dinero para hacer dinero”

La realidad es que más de tres cuartos de todos los millonarios del mundo formaron su propia riqueza. Eso significa que personas ordinarias se volvieron ricas porque tuvieron el valor de seguir sus sueños.

La frase ‘se necesita dinero para hacer dinero’ es completamente falsa. Aunque los millonarios usan su dinero para invertir y así generar riqueza, lo cierto es que al principio lo que se requiere es persistencia. La idea de que absolutamente se necesita tener dinero para empezar a generar dinero hace que te encasilles y te vuelvas complaciente.

6. “El dinero no crece en los árboles”

La persona que usa esta frase sugiere que el dinero es limitado y escaso. La única falta real de dinero es la que está presente en la mente de quienes no lo tienen y no saben cómo generarlo.

7. “Un día más, un sol más'”

La fuerza laboral del mundo intercambia tiempo por dinero todos los días. ¿Tu tiempo vale S/ 10 o S/ 500 la hora? La realidad es que no importa cuánto ganes, sigues vendiendo tu tiempo y ese es un recurso limitado.

Te puede interesar: 4 consejos para elaborar análisis financieros

8. “El dinero es la raíz de todos los males”

El dicho original dice ‘El amor al dinero es la raíz de todos los males’. La frase se ha desvirtuado para mostrar al dinero como algo malo. Bill Gates alguna vez dijo: ‘Si naciste pobre, no es tu culpa. Si mueres pobre, sí lo es’.

9. “Un centavo ahorrado, es un centavo ganado”

Si se cree en esto jamás se tendrá libertad financiera. Un centavo ahorrado sigue siendo sólo un centavo y si pasas tu vida pensando en centavos jamás lograrás formar una riqueza. Ahorrar no es malo, pero en general la gente no piensa en poner su dinero a trabajar. Nadie se hizo rico sólo ahorrando.

10. “El dinero no compra la felicidad”

La verdad es que nunca he conocido a una persona rica que hubiera tenido que elegir entre felicidad y fortuna. Ambos conceptos son totalmente independientes.

11. “Una moneda por tus pensamientos”

Este dicho muestra cuán barato las personas consideran que es su tiempo. Deje de pensar que tus ideas valen meros centavos.

12. “Las personas ricas son egoístas”

Lo cierto es que se necesita ser un poco de egoísmo y autoestima para que cuidar de sí mismo y de los suyos sea una prioridad para que no convertirse en el problema de otra persona.

Vía: Gestion

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados