Las 4 compras típicas que solo hace “la gente pobre”

Ser “pobre” no sólo se trata de condiciones económicas sino también de cómo se percibe el dinero y se usa. Te explicamos por qué.

Aunque la pobreza puede ser producto de la situación económica, también podría considerarse como una cuestión de mentalidad. Entonces, si eres es de los que prefiere gastar en “el ahora” por satisfacción, gustos o placer, pudiera ver afectado la calidad de vida.

Precisamente, cuando se habla de una “mentalidad de pobre” es porque se hace referencia a una persona que no sabe administrar adecuadamente su dinero. Por eso se debe aprender a identificar cuáles son aquellos gastos perjudiciales para los ahorros y el presupuesto familiar que hace posible que las personas se vean vistas como “gente pobre”:

1. Vehículos

Aunque este medio de transporte evita en muchas ocasiones contratiempos, genera comodidad y un ambiente íntimo de regocijo, por lo que debe ser una inversión que tiene que pensarse con cabeza fría. Primero, porque es algo que se devalúa con los años y segundo, porque puede generar más gastos.

Además, si además se decidió invertir en un automóvil de no muy buenas condiciones, tendría que invertir mucho más en reparaciones que por la mala condición del mismo, lo que puede volverse constante.

2. Celulares

Estamos en la época de los Millennials en la que la conectividad, la instantaneidad y lo digital son el auge en el mercado y en la cotidianidad. Por eso, decirle que no tenga un celular, sería una locura.

Así, hay que ser inteligente cuando se gaste dinero en la compra de uno de estos aparatos: no buscar comprar el de última generación cuando ni siquiera se tiene el dinero, o peor aún, cuando la capacidad de endeudamiento no se lo permite. Mejor ahorrar y comprarlo cuando pueda.

Te puede interesar: Gastos hormiga que afectan tu economía sin que te des cuenta

3. Ropa o accesorios de lujo

Mantener una buena imagen es bueno en tanto que los demás lo perciben de forma diferente y puede ser aceptado o no socialmente. Y es que lo que se ponga dice mucho de la persona.

Sin embargo, no hay que extralimitarse. No llegar a aparentar lo que no es. Se puede lucir bien, presentable, sin necesidad de ponerse lo más costoso del mercado. Las personas pobres suelen, gastar lo que no tienen o lo poco que les quedó del presupuesto, en ropa de última colección, lo que es un gran error. Otro ejemplo, es la compra de accesorios con el fin de decorar los ambientes laborales, personales o familiares en lo que gastan en cosas muy baratas que no son necesarias.

4. Comidas rápidas

Todos necesitan alimentarse y es una necesidad básica. El tema con esto es que en varias oportunidades muchos tienen mucho trabajo y comen cualquier cosa que lo llene rápido y que le evite la tarea de cocinar. Entonces, se decide comprar una hamburguesa, una salchipapa, una empanada. etc., cualquier alimento que logre satisfacerlo momentáneamente.

En suma; se está gastando cierta cantidad dinero que mejor podría ahorrarse. Y eso es lo que usualmente hace un pobre: no tiene una alimentación saludable, mientras que un rico invierte en frutas y variedades de carnes porque sabe que lo mantendrá saludable.

Hay que darse cuenta que el gran error de los pobres, es gastar demasiado en la satisfacción del momento, por placer y deseo y suelen comprar barato por cuidar su economía, sin pensar en que “lo barato, sale caro”.

¿No lo crees así?

Vía: finanzaspersonales.com.co

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL