Las 7 predicciones financieras para el 2017

A poco de poner fin al 2016, las miras se centran ya en qué ocurrirá el próximo año. Un ejercicio que promete estar marcado por la nueva administración del presidente electo en Estados Unidos, Donald Trump, así como por otros eventos geopolíticos.

predicciones

Para vislumbrar qué pasara el 2017, los analistas de la banca online, Saxo Bank, ofrecen una lista de los posibles cisnes negros para el nuevo año, que son movimientos atípicos que pueden alterar el mercado, de acuerdo con el economista jefe de Saxo Bank, Steen Jakobsen.

Así que estas son las predicciones hechos por Saxo Bank para el 2017:

1. Bienvenido sea el Bremain

El Reino Unido se mantiene dentro de la órbita de la Unión Europea en vista que el artículo 50 de Tratado de la Unión Europea -que regula la retirada voluntaria de un estado miembro de la Unión Europea- será rechazada y el Parlamento de Reino Unido fallará en favor de un nuevo acuerdo con la UE.

2. China pasa de la manufactura al consumo

El índice Shanghai Composite se duplicará a 5 mil puntos, gracias al aumento del consumo privado, además el PIB de China crecerá un 8 por ciento, esto se desprenderá de la estrategia de China por impulsar los mercados hacia el consumo debido a nuevas políticas fiscales que llevará a cabo este país asiático tras dejar atrás su fase de industria manufacturera

3. FED desesperada fija el rendimiento de bonos gubernamentales en 1.5%

Gracias a que la política fiscal impulsada por Donald Trump llevará a que los rendimientos a 10 años alcance el 3 por ciento causando pánico en el mercado, lo que provocará que las tasas de interés del dólar y de Estados Unidos se incrementen el próximo año.  El problema para el sistema de Reserva Federal (Fed) será que sólo los rendimientos y la inflación aumentará, mientras que el crecimiento interno se debilitará y podría vivirse un escenario de estanflación no deseado por la Reserva Federal.

Te puede interesar: Las 7 predicciones tecnológicas para 2017

Al borde del desastre, la Fed copiará la estrategia de control de curva de rendimiento del Banco de Japón, pero desde un ángulo diferente, fijando el rendimiento de los bonos gubernamentales a 10 años en 1.5 por ciento.

4. Cobre pierde brillo

El cobre, durante el 2017, vivirá una mala racha, debido a que el presidente de Estados Unidos Donald Trump, no podrá cumplir con su expectativa de desarrollo de infraestructura, lo que hará que la demanda del mineral caiga. Ante el creciente descontento en el país, aumentará el volumen del proteccionismo y la introducción de barreras comerciales, lo que significará problemas tanto para los mercados emergentes como para Europa. El cobre vivirá en una crisis financiera similar a la del 2009 con un precio de 1.25 dólares por libra.

5. Grandes ganancias para el Bitcoin

El régimen de Trump triplicará la deuda nacional de Estados Unidos por lo que el déficit presupuestario de EU pasa de 600 mil millones de dólares a entre mil 200 y mil 800 millones de dólares. Esto crea un efecto dominó en los mercados emergentes llevando a la gente a buscar formas alternativas de monedas y sistemas de pago no vinculados a los mercados centrales por lo que el sistema bancario acepta el Bitcoin como una alternativa parcial al dólar estadounidense y al sistema tradicional de banca y pago, entonces podríamos ver el poder del Bitcoin fácilmente triplicado su valor durante el próximo año pasando del actual nivel de 700 dólares a 2 mil 100 dólares.

6. El fin del efectivo

Parece inevitable que los pagos electrónicos reemplacen en algún momento a los billetes y las monedas, pero Saxo Bank escoge una razón del porqué podría suceder más pronto: rendimientos negativos. El dinero electrónico evitaría que potenciales ahorradores pongan su dinero debajo del colchón para evitar tasas de interés bajo cero. Por supuesto que el riesgo de este escenario es que ellos se vean perjudicados y los consumidores comenzarían a inventar nuevas monedas duras.

7. Pánico en el sector salud estadounidense

Las acciones del sector sanitario verán una caída a comienzos del 2017 tras la victoria de Trump, ya que los inversionistas temerán acciones del por ahora presidente electo, quien tomará actitudes radicales, improductivas y costosas ante el sistema de salud estadounidense. Esto provocará que el gasto en la salud pública sea de alrededor de 17 por ciento del PIB, muy alejado de la media mundial que es del 10 por ciento, por lo que a los estadounidenses se les complicará pagar por su salud.

Vía: elfinanciero.com.mx

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados