Las caracteristicas del leasing o arrendamiento financiero

Cuando se trata de adquirir activos tales como maquinas, equipos, vehículos, inmuebles o mobiliario que nos permitan crecer, y no contamos con la inversión necesaria para ello, o simplemente no queremos distraer capital de trabajo en una compra de alto costo y riesgo, una buena alternativa es el leasing.

El leasing o arrendamiento financiero es un producto financiero conformado por un contrato mediante el cual le pedimos a un tercero (banco, institución financiera o empresa de leasing) que compre un activo por nosotros para que después nos lo alquile por un periodo de tiempo determinado, con la posibilidad de que una vez finalizado este plazo podamos comprarlo.

El monto de la renta de un leasing suele depender principalmente del tipo de activo implicado así como del plazo del leasing; este monto suele ser mayor que las cuotas que se pagarían por un préstamo del mismo valor que el precio del activo, aunque menor que las cuotas que se pagarían si se comprara el bien a plazos.

Además de la posibilidad de financiar el 100% de un activo, una de las principales ventajas del leasing es el beneficio tributario que ofrece al ser las cuotas fiscalmente deducibles.

Otra de sus ventajas es la posibilidad de obtener activos tales como máquinas, equipos o vehículos de los cuales podemos posteriormente deshacernos sin necesidad de tener que comprarlos, por ejemplo, si consideramos que han quedado anticuados.

Vemos a continuación los pasos necesarios para realizar una operación de leasing:

1.- Determinar el bien que queremos arrendar

En primer lugar debemos determinar claramente qué máquina, equipo, vehículo, inmueble o mobiliario queremos arrendar.

Para ello, debemos solicitar una cotización al proveedor del bien en el que estemos interesados, que incluya todas sus principales características (modelo, marca, precio, plazo de entrega, garantías, etc.).

2.- Buscar empresa de leasing

En segundo lugar pasamos a buscar y seleccionar una empresa de leasing o banco o institución financiera que ofrezca este producto.

Para decidirnos por una empresa, debemos comparar las tasas de interés y los beneficios que nos ofrezcan, además de tomar en cuenta otros factores tales como su experiencia y su especialización.

3.- Presentar documentos

Una vez elegida una empresa de leasing, acudimos a sus oficinas y presentamos todos los documentos que podrían solicitarnos.

Estos documentos podrían incluir nuestros estados financieros (especialmente nuestro flujo de caja), así como documentos legales de nuestra empresa.

4.- Firmar contrato

Una vez que nos hayan aprobado el financiamiento, pasamos a leer y firmar el contrato de leasing con la empresa.

En el contrato se debe estipular el arrendatario, el arrendador (empresa de leasing), el proveedor (empresa a la que el arrendador le va a comprar el bien), el bien, el canon (la cuota de arrendamiento), la duración del contrato y la opción de compra.

5.- Comprar el bien

Finalmente, con el contrato de leasing en mano emitimos la orden de compra al proveedor para que le cobre el bien a la empresa de leasing, pero nos lo envíe a nosotros.

Una vez que nos envíen el bien, pasamos a recibirlo, descargarlo, inspeccionarlo, verificarlo e ingresarlo a nuestras instalaciones.

 

Fuente: crecenegocios.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.