Las deudas garantizadas y no garantizadas

Las deudas garantizadas y no garantizadasPor lo general, las deudas garantizadas están vinculadas a un activo, como un préstamo de su auto o su hipoteca. Si usted deja de hacer los pagos en una deuda garantizada, la entidad de préstamos puede emprender los pasos necesarios para reposeer el activo, por ejemplo llevándose su auto o vendiendo su casa.

Préstamos de vehículos: Muchos préstamos de vehículos incluyen una hipoteca sobre el vehículo, permitiéndole al acreedor reposeer su vehículo en cualquier momento en que usted deje de pagar su préstamo.

Para recuperar un vehículo que ha sido reposeído, usted tendrá que pagar el saldo adeudado en el préstamo, así como los costos de remolque y almacenamiento del auto, o de lo contrario el acreedor lo venderá. Si usted cree que posiblemente dejará de pagar el préstamo sobre su vehículo, lo mejor sería que vendiera el auto y pagara el saldo del préstamo, evitando así los costos de reposesión y la marca que dejaría en su reporte de crédito. Sin embargo, cualquier venta del vehículo debe llevarse a cabo con el consentimiento del acreedor si el acreedor tiene una hipoteca sobre él.

Préstamos de casas: Si se atrasa en los pagos de la hipoteca de su casa, comuníquese de inmediato con la entidad de préstamos para evitar que un acreedor hipotecario decida vender su hogar. Si tan sólo dejar de pagar dos o tres pagos de la hipoteca, la entidad de préstamos podría iniciar una venta del acreedor hipotecario.

La mayoría de las entidades de préstamos están dispuestas a negociar con usted si consideran que actúa de buena fe y que la situación es temporal y puede ser corregida. Algunas entidades de préstamos podrían aceptar extender el período de pago para reducir el pago mensual. Otras podrían reducir o suspender sus pagos por un corto tiempo y, cuando usted vuelva a realizar sus pagos, entonces pagaría una cantidad adicional que sería aplicada a los pagos atrasados. Pregunte si se impondrían cargos adicionales para estas opciones. De ser así, calcule cuánto añadirán al total a largo plazo.

En cuanto a las deudas no garantizadas no están vinculadas a activos. Ellas incluyen deudas de tarjetas de crédito, cuentas médicas, y deudas por otros tipos de servicios.

Fuente: Consumointeligente.org

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion