Las herramientas financieras son claves para tu negocio: 3 claves

Las herramientas financieras son claves para tu negocio: 3 clavesAnte todo, debemos saber que estas herramientas financieras son claves para seguir en detalle el día a día del negocio y proyectar su crecimiento o tomar medidas frente a una crisis económica.

Estas herramientas son el elaborar el flujo de caja, el Estado de Resultados y el punto de equilibrio de tu empresa.

Flujo de Caja: En términos sencillos es el cálculo del saldo resultante entre los ingresos y egresos que ejecuta la empresa durante un determinado período. Si proyectamos los ingresos y gastos que esperamos tener, tendremos una idea más clara de las necesidades financieras de la empresa. Recuerde muchos proyectos buenos, fracasan porque no controlaron adecuadamente sus gastos diarios o sobre estimaron sus ingresos proyectados.

Estado de Resultados: Con este reporte financiero, podremos identificar indicadores claves sobre la marcha del negocio, como los costos fijos (si se elevan demasiado) o los gastos financieros (si es factible aumentar el endeudamiento).  Pero sobre todo, el también llamado Estado de Ganancias y Pérdidas, nos permite calcular el resultado de las operaciones directamente vinculadas a la actividad de la empresa (producción de bienes y servicios).

Del mismo modo, puedes proyectar ventas futuras o el impacto de la adquisición de una maquinaria en tus costos (de operación y financieros), para evaluar los diferentes escenarios que podrían presentarse con esta inversión.

Punto de Equilibrio: De todos, quizás este sea el más importante para cualquier tipo de empresa, pues nos permite conocer cuál es el volumen mínimo de ventas para que en el negocio no pierda. Con ello se puede fijar, por ejemplo, el margen de ganancia que tendrá el precio del producto o servicio ofrecido.

Este término significa el nivel de ventas que se requiere para cubrir todos los costos operativos. En ese punto, la  utilidad o ganancia antes de intereses e impuestos (del estado de resultados) es igual a cero. Este indicador puede servir como base para la planeación de utilidades, el control de costos y la toma de decisiones administrativas.

El punto de equilibrio puede derivarse matemáticamente de la siguiente forma: Producción = Costos fijos / (Precio de Venta – Costo de Venta)

El volumen de producción de equilibrio resulta de dividir el total de costos fijos entre el resultado de la diferencia o resta del precio de venta y el costo de venta. Nótese que las variables para el cálculo salen del Estao de Resultados.

Fuente: Mass.pe

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion