Las preguntas más comunes sobre los costos de una empresa

sacarse-dinero-del-bolsillo

El tema de los costos generados por la empresa es uno de los temas más controversiales y olvidados por el emprendedor. No todo debe ser visto en términos de ingresos, también la reducción de egresos puede representar el primer paso para aumentar la rentabilidad del negocio. Por ello, hemos encontrado las preguntas más recurrentes sobre costos aquí:

¿Cuáles son los costos variables de mi empresa?

Son aquellos que dependen de su volumen de producción, tales como los insumos, el pago de luz, agua, teléfono y combustible, impuesto a la renta, e inclusive, el pago a la fuerza de venta (que básicamente se hace sobre comisiones realizadas).

¿Cuáles son los costos fijos de mi empresa?

No dependen de la producción ni ventas de la empresa, sino que permanecen constantes durante toda la vida del negocio. Aquí encontramos el alquiler de una oficina, el pago a los administrativos y otros colaboradores de la empresa, las devoluciones de préstamos, los seguros y los permisos municipales.

¿Qué puedo hacer para que los costos fijos no terminen arruinando a mi naciente negocio?

Un mal presupuesto que incluya incurrir en demasiados costos fijos puede llevarnos a la bancarrota. Para que eso no suceda (suponiendo que iniciemos el negocio con escaso capital), podemos utilizar algunas de estas opciones:

  • Tercerizar los procesos productivos para ahorrar en mano de obra.
  • Compartir una oficina con otro emprendedor.
  • Tercerizar la logística y la distribución de los productos.
  • Establecer un salario fijo a los colaboradores, con bonos extra por productividad y/o ventas.
  • Armar un plan publicitario acorde al crecimiento económico del negocio.

¿Cómo sé cuál es la verdadera rentabilidad de mi producto o servicio?

La verdadera rentabilidad se logra hallar tras restar únicamente los costos variables de los ingresos totales. Los costos fijos quedan de lado. A esta sencilla operación matemática se le conoce como margen de contribución.

¿Cuándo voy a dejar de perder dinero?

Los comienzos de todo negocio son siempre complicados. Ves que el dinero no retorna en la misma medida que sale, ya sea a través de los costos fijos o variables. El momento exacto en que dejas de perder dinero sucede cuando el volumen de ventas iguala a la suma de costos fijos y variables. Ese es un punto en que no se pierde ni se gana, y es conocido en el plano de las finanzas como punto de equilibrio económico.

¿Son los costos fijos realmente inalterables?

No del todo. Aunque suene un poco contradictorio lo que se va a mencionar aquí, los costos fijos no son tan fijos como se piensa. Si aumentamos la productividad, manteniendo los costos fijos inalterables (capacidad productiva máxima), sucede un caso muy particular, económicamente hablando: los costos fijos se reducen. Igual fenómeno puede ocurrir con algunos costos variables, como por ejemplo, cuando se realiza la compra masiva de insumos.

Vía: “Claves para emprendedores”

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion