Lo que sucede cuando se tiene aversión al riesgo

aversion-al-riesgo

Las malas experiencias en las inversiones dejan marcas imborrables. Quienes han sufrido pérdidas en este rubro, no desean ni quieren volver a invertir en instrumentos que contemplen algún tipo de riesgo de su capital. Es ahí cuando surge la figura del inversionista conservador, aquél que prefiere obtener poca rentabilidad, pero eso sí, sin padecer ningún tipo de riesgo de pérdida. ¿Realmente elimina el riesgo un inversionista conservador? Veamos un caso: el de aquella persona que solo invierte en su negocio, pensando que jamás su floreciente negocio puede pasar por una crisis.

Relacionado: Cómo ganar con opciones binarias

Otro caso: el de aquel empleado que solo opta por guardar sus ahorros en un banco a plazo fijo, esperando el final de año para obtener una rentabilidad que casi nunca supera el 4 ó 5% anual (y algunas veces menor a la tasa de inflación). Pero, el riesgo siempre existe, y es aún mayor para los que destinan su dinero a un solo objetivo. El empresario que invierte todo su capital en su negocio, puede perder mucho capital si su productividad cae, o las circunstancias sociopolíticas hacen que su sector se perjudique. Y aquel que solo opta por el plazo fijo, no es consciente del todo que la pérdida de su empleo puede dejarlo prácticamente en el aire. Entonces, ¿son realmente conservadores? Ser realmente conservador significa evitar los riesgos innecesarios. Se conocen como riesgos innecesarios a aquellos que asumimos tras realizar una inversión en sectores que desconocemos. Es decir, el verdadero problema de alguien que invirtió en un activo y perdió su capital, no es el riesgo en sí, sino más bien, la falta de educación financiera que le permita contemplar un escenario como tal.

Quienes están más expuestos al riesgo – hay que dejarlo claro- son aquellos que únicamente centran sus esperanzas en un solo campo de inversión. Ya lo han dicho todos los gurús de las finanzas que ya debe conocer: el camino a la riqueza está en la capacidad de reconocer oportunidades en el entorno que lo rodea. Por ende, no hay que evitar el riesgo, hay que evitar el desconocimiento financiero. Ese tipo de conocimiento le permitirá conocer qué acciones son las que están al alza en los tiempos actuales, cuánta es la rentabilidad de los bonos, qué negocios pueden convertirse en el próximo boom, en cuánto tiempo se espera obtener réditos con los fondos mutuos, si conviene o no adquirir bienes raíces, etc.

¿Qué está haciendo para conocer más sobre inversiones?

Vía: gestion.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.