Los 3 enemigos de los depósitos a plazo fijo y cómo evitarlos

depositos a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo son el mejor aliado para tener una base de ahorro, pero podría verse arruinada por una serie de factores que, si se sabe a tiempo, se puede evitarla.

Y es que la seguridad es uno de los bases principales en los que se basa la vida del pequeño ahorrador. Por eso es necesario tener una base de ahorro y saber gestionarla para que crezca. En este aspecto los depósitos a plazo fijo son nuestro mejor aliado, puesto que es el producto que, por definición, nos dará seguridad y rentabilidad.

Por eso que debes saber que existen 3 factores que se debe evitar para que no arruinen nuestro depósito a plazo fijo:

1. El tipo de depósito

Existen otros tipos de depósitos que no son a plazo fijo. Nos referimos a depósitos combinados o los referenciados. Los primeros son productos bancarios que mezclan una parte de la inversión en un plazo fijo, con otra parte en fondos de inversión. Los segundos condicionarán el interés final según un índice de referencia variable, con lo que la rentabilidad no está asegurada.

Te puede interesar: Gratificaciones; ¿invertir en depósitos a plazo fijo o fondos mutuos?

¿Cómo evitarlo? Es vital comprender que estos depósitos implican un nivel de riesgo superior a los depósitos a plazo fijo de toda la vida. Si no se conoce lo suficiente las bases de los fondos de inversión, no se comprenderá en profundidad estos productos, y lo mejor es no dejarse deslumbrar por los altos tipos de interés que ofrecen.

2. Intereses en la cuenta asociada

Cuando se contrata un depósito en un banco, este incluirá en el acuerdo la apertura de una cuenta a la vista (en caso de que no la tengamos ya) en la que se ingresará lo devengado y en la que luego se depositarán los intereses. En muchas ocasiones, esta cuenta asociada conlleva comisiones y salvo que el tipo de interés de nuestro plazo fijo sea desorbitado o hayamos invertido grandes cantidades de dinero, estas comisiones pueden terminar haciendo mella efectiva en nuestra rentabilidad.

¿Cómo evitarlo? Siempre que se vaya a invertir en depósitos debemos preguntar al banco si la cuenta asociada lleva comisiones. Las que más nos afectarán serán la comisión de apertura, la de mantenimiento, la de administración, las comisiones por transferencias y la de cancelación.

3. La inflación

Si los intereses generados por el plazo fijo no superan la tasa de inflación, no se habrá ganado nada. Por ejemplo : si contratamos un depósito a plazo fijo de un año con un 2 % TAE, pero hubiéramos experimentado una inflación del 2 % entre el comienzo y el fin de nuestro plazo fijo, aunque cuantitativamente habríamos ganado (tendríamos más dinero), cualitativamente nos habríamos quedado igual (tenemos un 2 % más de dinero pero este vale un 2 % menos)

¿Cómo evitarlo? No es posible saber de antemano cuál va a ser la evolución del IPC (Índice de Precios de Consumo), pero siempre se puede intentar contratar depósitos con buenas rentabilidades para asegurarse que la variación de precios se quede por debajo de nuestro tipo de interés.

Vía: finanzas.com
Foto: kelisto.es

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados