Los mejores 7 consejos financieros que da la Biblia

consejos financieros

La “Palabra de Dios” también puede ofrecer consejos para el buen manejo del dinero y, que a pesar de tener cientos de años de antigüedad, sirven para aplicarlos en nuestra vida cotidiana.

Muchas personas no han tenido la oportunidad de leer la Biblia, pero si se quiere mejorar las finanzas. es hora de leer las sagradas escrituras, que más allá de ser un texto religioso e histórico, es un libro que guarda un gran número de enseñanzas de todo tipo.

En este sentido el portal Money Crasher encontró en ciertas parábolas los conceptos financieros que son pertinentes para todas las personas que quieren administrar bien su dinero.

1. Establecer prioridades

Proverbios 24:27 – Ponga su trabajo al aire libre en orden y en sus campos; después de eso, construya su casa.

Actualmente, algunas personas confían en los campos reales de sus ingresos. Sin embargo, todos tienen ciertas necesidades básicas que tienen que cumplir con el fin de sobrevivir. Y para satisfacer esas necesidades, la mayoría de personas tienen algún tipo de trabajo remunerado. ¿De qué sirve tener una casa si no se tiene los medios suficientes para comprar comida o pagar el alquiler?

Así que en términos modernos, este proverbio significa que es necesario establecer prioridades con el dinero por lo que hay que asegurarse de guardar suficiente para cubrir lo esencial. En otras palabras, dejar de lado el dinero para pagar todas las cuentas antes de gastar en ropa nueva.

Te puede interesar: 7 consejos financieros para universitarios

2. Hacer un presupuesto

Lucas 14: 28-30 – Supongamos que uno de ustedes quiere construir una torre. ¿No se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla? Si echa los cimientos y no es capaz de terminarla, todos los que la vean comenzarán a burlarse de usted, diciendo: “Esta persona comenzó a edificar y no pudo terminar.

Todos saben qué necesitan para cubrir el costo de las necesidades en primer lugar, pero esos costos no siempre vienen de inmediato, por lo que se necesita planificar para ellos o hacer un presupuesto. Algunos gastos importantes, tales como el pago del alquiler, solamente se vencen una vez por mes. Otros, como las primas de seguros de hogar, solo vienen una vez al año. Así que planificar por adelantado y ahorrar para los gastos intermitentes es un componente clave de hacer un presupuesto. De esta forma, uno puede asegurar que su “torre” (sus finanzas personales ) se pueden completar, de abajo hacia arriba.

[pullquote]¿De qué sirve tener una casa si no se tiene los medios suficientes para comprar comida o pagar el alquiler?[/pullquote]

3. Construir un fondo de emergencia

Génesis 41: 34-36 – El faraón debería nombrar inspectores sobre el terreno para tomar una quinta parte de la cosecha de Egipto durante los siete años de abundancia. Deben recoger toda la provisión de estos buenos años y almacenar el trigo bajo la mano del faraón. Este alimento debe mantenerse en reserva para el país, que se utilizará durante los siete años de hambre que vendrán sobre Egipto, por lo que el país no podrá ser arruinado por el hambre.

En este pasaje de la Biblia, José interpreta el sueño del faraón en el que ve unas siete vacas gordas en un río y después siete vacas flacas ahogaban a las otras. José llega a la conclusión de que las siete vacas gordas en el sueño representan siete años de prosperidad para Egipto, que será seguido por siete años de hambre.

Por supuesto, los expertos financieros tienden a modificar el consejo de José un poco. En lugar de almacenar dinero en efectivo durante siete años, dicen que debe dejar de lado el valor de los gastos de vida de aproximadamente seis meses en un fondo de emergencia (más si trabaja por cuenta propia o un ingreso fluctuante).

4. Evitar la deuda

Proverbios 22: 7 – El rico gobierna sobre de los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta.

En este proverbio se describe la deuda como una especie de esclavitud. Una encuesta realizada por el Pew Charitable Trusts encontró que el 80% de los estadounidenses están endeudados y de ellos, el 70% dijo que la deuda era una necesidad en su vida, algo que no querían, pero que no se imaginaban tener cosas sin ellas. Sin embargo, la encuesta de Pew también encontró algunos indicios de que las actitudes hacia la deuda están cambiando.

5. Diversificar las inversiones

Eclesiastés 11: 2 – Invertir en siete empresas, sí, en ocho; no sabes el mal que vendrá sobre la tierra.

Es una breve explicación clara de por qué tiene sentido diversificar las inversiones. Casi cualquier tipo de inversión puede ser víctima de “mal” de algún tipo (que en el caso de la Biblia, fueron la plaga de langostas que acabaron con un cultivo de cereales), o una caída de la bolsa, que reduce el valor de las acciones o bienes raíces. Así que tiene sentido poner dinero en diferentes tipos de inversiones para que un solo desastre no le puede costar todo lo que tiene.

Vía: finanzaspersonales.com
Foto: imferblog.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados