Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 3

oportunidad-es-negocios

Continuando con nuestro artículo de para qué sirven las cuentas en la empresa, seguiremos con la tercera parte de los conceptos de las cuentas.

Ingresos:

Son los valores que recibe la empresa cuando realiza una venta o presta un servicio con el fin de obtener una ganancia (CORAL y GUDIÑO, 2008).

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Movimiento de las cuentas de Ingresos: estas cuentas empiezan y aumentan en el Haber; normalmente no se debitan sino al final del ejercicio para cancelar su saldo.

Gastos:

Una empresa debe efectuar pagos por los servicios y elementos necesarios para su buen funcionamiento; esto constituye un gasto o una pérdida porque esos valores no son recuperables. Ejemplos: el pago de sueldos, arrendamientos, servicios públicos y otros. (CORAL y GUDIÑO, 2008)

Movimiento de las cuentas de Gastos: estas cuentas empiezan y aumentan en el Debe; disminuyen y se cancelan en el Haber. Su saldo es débito.

Costo de Ventas:

Representa el valor de adquisición de los artículos destinados a la venta. (CORAL y GUDIÑO, 2008)

Movimiento de las cuentas de Costo de Ventas: estas cuentas empiezan y aumentan en el Debe, disminuyen y se cancelan en el Haber; normalmente no se acreditan; su saldo es débito.

Cuentas de Orden: Las cuentas de orden reflejan hechos o circunstancias contingentes que pueden llegar a afectar la estructura financiera de la empresa. En ellas se incluyen también aquellos contratos sobre futuras situaciones operacionales y demás cuentas de registro para efectos de control interno o de información gerencial conveniente.

Cuentas de orden deudoras:

Los dineros, documentos y bienes que son de propiedad de la empresa pero que están en poder de terceros, conforman el grupo de cuentas de orden deudoras y se manejan como las cuentas de Activo, por lo tanto su saldo es débito. Un ejemplo es la cuenta llamada: Bienes y Valores Entregados en Custodia. (CORAL y GUDIÑO, 2008)

Cuentas de orden acreedoras:

Los bienes que se han recibido para custodia, manejo o negociación sin ser de nuestra propiedad, constituyen el grupo de cuentas de orden acreedoras, éstas se manejan como cuentas de Pasivo, por lo cual su saldo es crédito. Ejemplo: Acreedores, Bienes y Valores Recibidos en Custodia (CORAL y GUDIÑO, 2008).

Es importante destacar que ambos grupos de cuentas de orden no afectan ni el Activo, ni el Pasivo, ni el Patrimonio, sino que representan un rol contingente, es decir, que eventualmente, podrían o no, tener efectos sobre nosotros.

Continúa en:

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 1

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 2

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 4

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 5

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 6

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 7

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 8

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 9

Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 10

Vía: Pyme’s

Artículos Relacionados

comments