Planificación financiera: Convierte tus problemas en cosas del pasado

Planificación financiera: Convierte tus problemas en cosas del pasadoEn estos tiempos, llevar siempre a la orden del día un control de nuestra situación económica es algo imprescindible para cualquier persona. No importa si eres un empleado o empresario o si simplemente estas buscando la manera de llegar a fin de mes.

Lo primero que tienes que hacer es aprender a controlarte. Aprende a cultivar ese deseo compulsivo por querer gastar. Ahorra! Si eres de los que les quema el dinero en las manos, entonces toma medidas drásticas. Abre una cuenta de ahorro o bien deposita el dinero en una cuenta a plazo fijo.

Planea con anticipación. El ser planificador te ayudara a reducir el estrés financiero. Por ejemplo, quizás no tengas casa o quizás todavía estés alquilando. ¿Porque no te decides de una vez a ahorrar para el pago inicial de la casa de tus sueños? O quizás tienes un niño pequeño. ¿Por qué no comienzas a ahorrar para una buena educación académica? Si comienzas a adelantarte a los hechos, te pondrás una meta a alcanzar y como resultado te sentirás menos motivado a malgastar tu dinero.

Lleva tu libro de cuentas a diario. Este es un concepto que generalmente manejan las empresas. Ahora bien, piensa en tu casa como una pequeña empresa que tiene que salir a flote. Haz un seguimiento de tus gastos. Una manera en que puedes hacer esto es realizar tus compras a través de una única tarjeta de débito o crédito. Así se te hará mucho más fácil llevar el control de los gastos.

Ahorra dinero en comestibles comprando en tiendas de bajo costo. Comprar en los centro mayoristas reducira enormemente el consumo. Literalmente puedes ahorrarte hasta un 40% a 50% debido a que los compras a precio de costo.

No planees con dinero que no posees. Muchas veces empezamos a sacar cuentas con dinero que aun no hemos conseguido o que ni siquiera es seguro. Evita este tipo de errores, porque te llevará a comprar más de lo que en realidad posees para pagar.

Si sigues estos simples consejos verás como poco a poco podrás salir de las deudas. Y no solo eso, te quedará dinero suficiente como para invertir en un negocio propio o incluso para tomarte unas vacaciones bien merecidas.

Fuente: Finanzaspersonalesparatodos

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.